Por regla general, lo urgente no deja tiempo para lo importante y aunque pueda resultar un tópico, se cumple.

Si eres un emprendedor te darás cuenta que hay tantas cosas y asuntos que atender que, al final, no dispones de tiempo para lo importante, que es tu negocio.

La explicación a esta situación es la escasez de recursos tanto humanos como económicos como, lo más importante, gestionar la ausencia de tiempo.

Cuando esta situación se da, tendemos a bloquearnos y no somos capaces de distinguir lo urgente de lo que no lo es porque todo nos parece que es para ayer.

La pereza,por lo general, nos impide llevar un “To Do List”, es decir, una agenda con todas las tareas que tenemos que acometer. Esta falta de planificación nos pasará factura al final del día y a posteriori, de la semana.

Como el tiempo es limitado, dedica un tiempo limitado a revisar y atender tu correo, revisar los proyectos, reuniones, etc., es decir, automatiza procesos. Esto te permitirá dedicarte a tu tarea prioritaria, es decir, la gestión de tu empresa.

Planificar el tiempo consiste en crear hábitos para que mejore nuestra eficiencia y nuestra productividad, si cada día actuamos de un modo diferente y, dejamos que sea la improvisación quien organice nuestra agenda, tendremos un grave problema, no tendremos tiempo para emprender.

Un artículo escrito por Fosterwit

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s