Arranca la segunda y última jornada del World Business Forum de Madrid 2015 organizado por Wobi. Una cita en la que se han reunido expertos y profesionales para ofrecer poderosas historias de individuos que se enfrentan a dificultades tanto a nivel personal como profesional.

La mañana del martes 6 de octubre se ha iniciado en el Teatro Real de Madrid con la presentación de Sir Ken Robinson, escritor, educador y conferencista británico para hablar cómo cultivar la creatividad. Un análisis del complicado momento en que vivimos donde la creatividad y la imaginación se han posicionado como fundamentales.

Ahora es necesario desafiar los conceptos erróneos que tenemos sobre la creatividad y replantear ideas obsoletas sobre la naturaleza de la inteligencia y el significado de ser inteligentes. ¿Qué deben los líderes hacer para crear una cultura comprometida con la creatividad y la innovación?

¿Cómo afecta la cultura al mundo empresarial?

“La forma en la que las historias aportan un significado a nuestro mundo es vital”, ha destacado, señalando que la relación entre la cultura y la creatividad es la base para el liderazgo. “La cultura son los valores, patrones y conductas que definen a distintos grupos sociales. Lo interesante son las creencias compartidas y presenta numerosas capas en función de cada comunidad”, algo válido y aplicable tanto a países como empresas.

“La cultura se trata de una serie de permisos, las normas y lo que resulta aceptable para el grupo que el mismo ha considerado que le define”. Conceptos que han evolucionado con el tiempo como demuestra la aprobación del matrimonio homosexual en EEUU. “Cambios que proceden de la gente de la calle y no de la clase política”. Esto se debe a que las culturas son dinámicas y por lo tanto se pueden cambiar.

Perspectiva que podemos aplicar al mundo empresarial. “Cada empresa tiene su cultura aunque en muchas ocasiones la misma no lo aprecie”. Cambiar una cultura es difícil “porque significa modificar los formatos mentales de las personas”. “Hablamos de las historias que nos contamos entre nosotros. Narrativas que proceden de diversos ámbitos”.

La importancia del storytelling

“El storytelling es el corazón de la cultura y está muy relacionado con la forma en que funciona la creatividad”. Cada vez más empresas están con la vista puesta en la innovación pero no vale con tener buenas ideas. “La innovación se promueve de forma sistemática y si se es líder hay que fomentar la misma”.

Nos encontramos ante una época “revolucionaria” en la que todo está cambiando de forma rápida como consecuencia de la demografía y el auge de la tecnología. “En los últimos 10 años todo ha cambiado. No contábamos con smartphones o redes sociales. La revolución digital cada vez coge más velocidad. De aquí a 30 años nada será igual que ahora (en cuestión de dispositivos) ya que el futuro de la tecnología pasa porque los dispositivos estén incluso embebidos en nosotros. La revolución digital no ha acabado”.

El crecimiento de la población mundial juega un papel bastante importante en este proceso. “El planeta Tierra no puede sostener a tantas personas. Si unimos el crecimiento exponencial de la población, la tecnología y la demanda de consumo nos enfrentamos a unos retos muy importantes”.

“El resultado de estos cambios es impredecible”, explica señalando la importancia de la “creatividad dinámica”. Un escenario que tiene grandes implicaciones en las empresas. Según el último estudio de IBM realizado a través de entrevistas a 1.500 ejecutivos de todo el mundo hemos podido conocer que “quita el sueño a los empresarios”.

¿Cómo adaptamos las empresas al nuevo escenario?

Encontramos que el primer problema es cómo adaptar la empresa a las circunstancias cambiantes. A esto se suma la creatividad frente a la creciente demanda de los usuarios. Ante esta nueva fotografía volvemos al ya comentado concepto de la cultura que es la que permite el cambio.

Empatía e imaginación aparecen como términos “salvavidas” para el avance ya que nos permiten “visitar el pasado” y “predecir el futuro”. “La creatividad consiste en poner a trabajar la imaginación y hay que cultivar esto si realmente estamos decididos a apostar por la innovación”.

Un proceso que pasa por varias fases. En la primera hay que “entender la habilidad o actitud creativa en la organización”- No podemos olvidar que la misma procede de los grandes grupos que se forman dentro de esta y, por último, nos encontramos con la cultura empresarial que hemos mencionado anteriormente.

Ha explicado que los grupos pueden mejorar la innovación frente al trabajo individualizado. “Hay que construir sobre las ideas de los demás. Se trata de utilizar las diferencias para avanzar y no para bloquear los procesos creativos. Este es el papel que debe desempañar un líder”, ha concluido.

Marketing Directo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s