El pasado jueves se publicó en el BOE la nueva Ley para el Fomento del Trabajo Autónomo y la Economía Social. Con esta ley se modifica la normativa en materia de autoempleo y con ella esperan que sean hasta 550.000 nuevos autónomos los que se den de alta hasta 2019. Para ello se incorporan diversos incentivos que eran reclamados desde hace tiempo por el colectivo.

Empezando por la tarifa plana de 50 euros durante seis meses que amplía el incentivo a los autónomos que inicien una actividad por cuenta propia y con posterioridad contraten a trabajadores por cuenta ajena. También extiende la cobertura de esta tarifa plana para aquellos colectivos especialmente sensibles como las víctimas del terrorismo y de la violencia de género, en cuyo caso se amplía el tiempo de duración a 12 meses, medida que también afecta a aquellos autónomos que sufren alguna discapacidad.

También se podrá capitalizar el 100% del paro sea cual sea la edad del solicitante, si se destinan a la inversión y los gastos iniciales para emprender una actividad por cuenta propia. Se podrá solicitar que se abone en un único pago, capitalizar solo una parte y utilizar el resto para el abono de cuotas a la Seguridad Social, o destinar el total al abono de dichas cuotas.

Ahora también los mayores de 30 años podrán compatibilizar durante un máximo de nueve meses la prestación por desempleo con el alta en el RETA. Para los autónomos dependientes también podrán contratar a un trabajador para ayudarles a conciliar su vida familiar y laboral. Son medidas ya anunciadas hace tiempo y que por fin entran en vigor.

Lo cierto es que ahora que las perspectivas económicas han mejorado un poco veamos si ese furor emprendedor en el que parecía haber entrado España en los años de la crisis se mantiene o no, si los nuevos autónomos lo eran por vocación o simplemente porque no encontraban otra salida.

Junto con esta Ley también se publicó las medidas que afectan al fomento de la economía social, que amplía las bonificaciones a los nuevos socios que se incorporen a este tipo de empresas sin importar edad. Además se amplían las bonificaciones para empresas de inserción que contraten a personas en situación de exclusión social.

La nueva ley pretende apoyar a los trabajadores con mayores dificultades para incorporarse al mercado laboral. Añade una nueva bonificación en las cuotas empresariales para los trabajadores de empresas ordinarias que procedan de empresas de inserción, una buena medida para que estos trabajadores puedan dar el salto al mercado laboral fuera de las empresas de inserción.

Más información | La Moncloa

En Pymes y Autónomos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s