Puede ocurrir que tu trabajo te entusiasme y, sin embargo, te sientas encasillado y eso acabe por producirte insatisfacción y desmotivación.

En gran parte, eso ocurre porque el ser humano es de naturaleza insatisfecha y como decía Pasteur, la felicidad es pensar en la realidad futura. Una vez se logran nuestros objetivos nos marcamos otros nuevos que desbancan a los anteriores.

Aspirar a mejorar es sano y recomendable. No obstante, cuando nuestra crítica llega incluso a los logros obtenidos afrontamos un círculo de insatisfacción permanente.

trabajo4

Cuando esto ocurre es porque hemos perdido de vista los objetivos que nos planteamos y los que hemos logrado. La razón de que esto ocurra es que hemos perdido una visión panorámica que nos permita ver todo con una visión holística, en lugar de centrarnos en la particularidad.

Otra causa es, sin dudarlo, las injerencia externas. Cuando comenzamos a compararnos con nuestro entorno suele ser fuente de insatisfacción segura.

Luchar contra la insatisfacción no es fácil pero, en muchas ocasiones,** nos sobreviene porque hemos perdido la perspectiva**, si es así, es importante intentar recuperarla cuánto antes.

Un artículo publicado en Pymes y Autónomos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s