Nuestra propia actitud hacia las cosas nos predisponen positiva o negativamente hacia las decisiones que tomamos.

Tomar decisiones no es una tarea sencilla pero si encima estamos con una mala predisposición estamos inevitablemente abocados al fracaso.

Cómo saber que nuestra actitud nos condiciona

  • La vida es injusta

Tener este pensamiento te condiciona a tomar decisiones con el corazón más que con la razón. A veces es necesario sufrir un poco para alcanzar la felicidad a largo plazo, piensa bien si lo que vas a hacer te va a hacer feliz unos meses o lo hará durante años.

  • La soberbia

A veces es mejor pedir permiso y vivir tranquilo que romper con todo y vivir arrepintiéndose. Antes de tomar una decisión drástica, piensa muy bien qué es lo que realmente te conviene.

  • Carpe diem

En ocasiones confundimos audacia con temeridad y, no es lo mismo. La filosofia estoica del “Carpe diem” es muy loable para llevar nuestra vida con buena actitud pero, a veces, hay que pensar un poco en las consecuencias de nuestras acciones.

  • No respetar la opinión de los demás

Los demás tienen siempre algo que enseñar depende de nostros saber distinguir quién merce ser escuchado y atendido. Dar por supuesto que los demás no nos aportan es un ejercicio de soberbia que nos afectará negativamente.

Un artículo publicado en Pymes yAutónomos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s