Suele ser una cuestión recurrente ¿si realizo una actividad profesional como autónomo es obligatorio darse de alta en la Seguridad Social? ¿Y en Hacienda?

Suele ser un problema habitual, y desgraciadamente se ha hecho más en los difíciles tiempos que vivimos. En ciertas profesiones, como la de los periodistas, traductores, escritores o diseñadores, a veces surgen trabajos esporádicos o freelance que plantean dudas sobre la necesidad de estar dado de alta. Pues bien, si alguien quiere realizar una de esas que se denomina actividades profesionales, no es obligatorio pagar cuota de autónomo a la Seguridad Social si sus ingresos no superan una cierta cantidad ni se trata de una actividad continuada. Otro tema es Hacienda, con la que siempre hay que cumplir so pena de llevarse una desagradable sorpresa en forma de multa.

Si estás en trámites para declararte autónomo, seguramente ya sabrás de memoria que los pasos a seguir, pero vayamos por partes.

Primero hay que visitar Hacienda

La visita a Hacienda es lo primero que hay que hacer. Y aunque también es posible hacer los trámites online, lo ideal es acudir a sus oficinas sobre todo porque sus funcionarios pueden ayudarte con las dudas que tengas al cumplimentar el formulario 036 o 037 (en su versión simplificada). Con este papel podrás darte de alta en el Impuesto de Actividades Económicas y en el censo de profesionales, así como elegir el régimen fiscal. Esto significa que Hacienda te ficha y ya sabe a qué te vas a dedicar y de qué manera vas a declarar lo que ganas. Con ello ya estarás facultado para realizar facturas. Se trata de un trámite obligatorio en cualquier caso, aunque la actividad sea fugaz.

Si es el caso, no hay más que darse de baja de nuevo cuando se haya acabado la actividad. Eso sí, hay que tener en cuenta que el trabajo realizado conllevará seguramente que cobres una cantidad en concepto de IVA (aunque hay ciertas actividades que están exentas). Si el trabajo fuera tu medio habitual de ganarte la vida, tendrías que hacer declaraciones trimestrales (y una anual) del impuesto, para lo cual lo mejor será que recurras a una gestoría que realice el papeleo. Perocomo estamos hablando de trabajos esporádicos, una vez te hayas dado de baja en Hacienda, bastará con que presentes la declaración trimestral de IVA del trimestre en que hayas facturado. Eso sí, ten en cuenta que a final del año también deberás presentar la declaración anual, algo que quizá se te olvide si se da el caso de que facturaste a principios de año y ahora está a otras cosas.

El otro tema relacionado con Hacienda es el IRPF. Ya sabéis, esa cantidad de dinero que se nos retiene de nuestros ingresos en concepto de adelanto del pago de impuestos. Para los casos de los que estamos hablando, en los que normalmente se trabaja para una empresa, hay que saber que si más del 70% de las facturas llevan incluida la retención de IRPF no será necesario presentar modelos trimestrales de este impuesto. Por tanto, hablando de trabajos esporádicos sólo hay que preocuparse de incluir el descuento de IRPF en la factura, cuyo porcentaje varía según el caso, aunque como norma general ahora mismo es el 15% (7% si el autónomo inicia actividad).

Luego toca ir a la Seguridad Social

O no, porque este trámite es el que quizá podemos saltarnos. Teniendo en cuenta que la afiliación supone pagar una cuota mensual que, en la base mínima de cotización, alcanza los 267,04€ (para 2016), esto se convierte en el principal gasto de los pequeños autónomos, un dinero que merma mucho sus ingresos si éstos no son gran cosa.

Es cierto que actualmente existe una tarifa plana de poco más de 50 euros para los seis primeros meses, pero es sólo algo temporal y con condiciones. Y como no es el objetivo de este artículo convertirse en un tratado de la fiscalidad del profesional autónomo, dejamos a vuestra cuenta informaros de si podéis acogeros (también tenéis más información en este artículo). Por otro lado, hay que saber que si ya estás contratado por otra empresa, y sólo quieres realizar un trabajo esporádico adicional, ya te hemos contado en TICbeat que es perfectamente válido compatibilizar dos trabajos en la denominada pluriactividad.

Curiosamente, resulta que Hacienda y la Seguridad Social no se llevan especialmente bien, lo que significa que a la primera le da igual que te afilies a la Seguridad Social o no (con que pagues los impuestos le vale). Por tanto, la pregunta es ¿Tengo que afiliarme obligatoriamente en el RETA (Régimen Especial de Trabajadores Autónomos) y pagar la cuota de autónomo?

La teoría dice que sí. Según la Seguridad Social, “autónomo es aquel que realiza de forma habitual, personal y directa una actividad económica lucrativa”. La clave como habréis adivinado está en la palabra “habitual”. Para la Seguridad Social, todo el que vaya a trabajar por su cuenta debe afiliarse y contribuir a la caja de las pensiones.

trabajo4

 

Pero de la definición se deduce que la actividad realizada tiene que tener una entidad suficiente, tanto por el tiempo dedicado como por la contraprestación obtenida, de tal manera que los trabajos esporádicos quedarían excluidos de la necesidad de darse de alta en el Sistema de la Seguridad Social.

Además, algunas sentencias judiciales han considerado que una actividad no “habitual” sería aquella que no es el principal sustento económico del trabajador en cuestión, y para ello habría que recurrir al salario mínimo, que ahora se llama IPREM (Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples), y se establece en una cantidad anual de 7.455,14 euros (532,51 mensuales). Por tanto, si no llegamos a esa cantidad no estaríamos obligados a darnos de alta.

Claro que siempre está la posibilidad de darse de alta en el mes en el que se vaya a realizar el trabajo en cuestión y darse de baja al siguiente. Un método que a veces puede ser usado fraudulentamente, juntando las posibles facturas en unos determinados períodos de tiempo, pero que no deja de ser un engaño a uno mismo ya que, sin cotización a la seguridad social no hay pensión (aunque, tal y como está el panorama, es difícil saber si llegaremos a cobrar una pensión).

En fin, esperamos haber disipado vuestras dudas sobre el tema.

Escrito por Óscar Condés

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s