Las vacaciones están a la vuelta de la esquina y todos tratamos de aprovecharlo al máximo. Sin embargo, en muchas ocasiones además de la maleta viajan con nosotros dispositivos que podemos necesitar si tenemos una urgencia o realizar alguna tarea de forma esporádica. En estos casos nos toca decidir entre tablet, móvil o portátil para llevarnos de vacaciones si necesitamos trabajar.

Hay que decidir entre diferentes factores, como la portabilidad, la productividad o el espacio que nos ocupan en nuestro equipaje. También depende del tipo de vacaciones, no es lo mismo estar en un lugar fijo que un viaje en el que nos movemos cada día. Pero también el tipo de aplicaciones que vamos a utilizar, no es lo miso tener una app para utilizar que tener que conectarnos de forma remota al ordenador de la oficina.

De los tres dispositivos propuestos el smartphone es casi una obligación. Nos va a permitir gestionar en cualquier momento el correo así como mantenernos en contacto en caso de necesidad. Además nos puede facilitar la conexión a Internet para el portátil o la tablet en cualquier momento. El único inconveniente es tener llamadas constantes de clientes o que no sepamos poner un límite a su uso que nos permita desconectar y descansar.

En el caso de la tablet la gran ventaja es que es muy cómoda de llevar encima y siempre puede venir con nosotros. El inconveniente es que quizás no sea el mejor dispositivo pensando en la productividad, sobre todo si estamos acostumbrados a trabajar con teclado y ratón. Si le tenemos que añadir un teclado muchas veces ya nos interesa más llevar un portátil. Es la mejor opción para solucionar problema de forma esporádica.

En estos casos puede ser la mejor solución si vamos a necesitar sentarnos en una mesa o montar un despacho improvisado una hora o dos al día. Hoy en día hay modelos muy ligeros y que nos dan toda la funcionalidad que necesitamos, o modelos híbridos con teclado y pantalla que se pueden separar que nos ofrecen la funcionalidad de tablet que necesitamos en momentos puntuales. Para mi es el dispositivo más versátil y completo, que nos puede sacar de un apuro rápidamente, pero donde penalizamos en el peso y el tamaño del dispositivo a llevar con nosotros.

Personalmente prefiero penalizar la portabilidad pero que si llega el momento de tener que trabajar o resolver un problema hacerlo en el menor tiempo posible, y eso hoy por hoy sólo lo consigo con el portátil. El tablet puro, sólo con apps, queda lejos en productividad a lo que soy capaz de conseguir con el portátil.

Un artículo escrito por Carlos Roberto

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s