Trabajar en verano cuando estamos de vacaciones puede ser una necesidad para muchos de los usuarios. Sin embargo hay que tener en cuenta que en muchas ocasiones podemos comprometer la seguridad de los sistemas si nos conectamos a través de una red WiFi que no sea segura para trabajar.

Hay dos cosas que es necesario tener en cuenta. Por un lado que la conexión esté cifrada, es decir, que nos conectemos a través de una contraseña de cifrado a la red y el tráfico de datos entre nuestro ordenador y el punto de acceso que nos facilita la salida a Internet se realice cifrado. De esta forma nadie que esté “escuchando” podría tener acceso a nuestros datos.

Por otro lado tenemos que marcar la nueva conexión como una red pública, de manera que si nos conectamos con el portátil no permita que otros ordenadores que puedan estar conectados a la misma puedan ver nuestro equipo. De esta manera no tendrán acceso a las carpetas compartidas o podrían atacar nuestro equipo.

Es fundamental tener en cuenta con qué equipos vamos a compartir red, ya que en muchos casos, un correo con un virus que abre alguien en una cafetería podría infectar al resto de equipos que se encuentran conectados en ese momento. Por eso es fundamental ser cuidadosos. Lo mismo en un hotel, donde incluso pagamos por el WiFi pero en muchas ocasiones la conexión no esta cifrada ni tiene las mínimas medidas de seguridad.

Lo ideal es utilizar una red VPN, donde además el tráfico entre nuestro equipo y la empresa donde nos conectamos va cifrado. Es una medida de seguridad adicional muy recomendable. En todo caso lo que podemos hacer es combinarlo con nuestra propia conexión de datos, que no compartamos con nadie más en lugar de utilizar el WiFi si queremos añadir un punto más de seguridad.

Por último, un buen cortafuegos puede ser de ayuda para controlar las aplicaciones y dispositivos que intentan acceder a nuestro equipo en caso de estar conectados a la empresa para trabajar. Es importante administrarlo de forma adecuada, verificando si las solicitudes de salida y entrada de tráfico responden a una aplicación que nosotros hemos instalado o si resultan sospechosas.

Cuando se está trabajando con datos de clientes, datos confidenciales o estratégicos de la empresa cualquier precaución es poca. Es cierto que hay que llegar a un compromiso entre usabilidad y seguridad, que no podemos convertir nuestro ordenador en un dispositivo tan seguro que nos impida trabajar con normalidad, pero tampoco podemos estar conectándonos alegremente desde cualquier lugar y ubicación.

Un artículo escrito por Carlos Roberto

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s