Cuando el despertador suena cada mañana con su irritante soniquete, muchos sentimos una punzada (de dolor) en el corazón. Significa que tenemos que volver al trabajo a vivir otra maratoniana jornada laboral que sobrepasa con mucho las 8 horas reglamentarias.

Las horas extra están lamentablemente a la orden del día en muchísimas empresas y provocan en los trabajadores el temido síndrome de “burnout”.

Pero, ¿y si realmente pudiéramos sacar adelante más trabajo sin tirarnos las horas muertas en la oficina?

A continuación, y de la mano de Entrepeneur, le proponemos  5 métodos 100% científicos para trabajar menos horas haciendo (sin embargo) muchísimas más cosas:

1. Huya como de la peste del multitasking
Muchas personas creen falsamente que el multitasking es la manera más eficiente de hacer las cosas. Sin embargo, un reciente informe de la Universidad de Stanford concluye que el multitasking no sólo no nos hace más productivos sino que nos chupa (cual vampiro) la productividad que habita en nuestras entrañas. Y no sólo eso. La multitasking tiene también la osadía de restar puntos a nuestro cociente intelectual. En lugar de intentar hacer tres cosas a la vez, céntrese en cada una de ellas por separado y asígneles el tiempo que merecen. Logrará mejores resultados (y más rapidez) que se si empeña en hincar el diente a las tres tareas a la vez.

2. Tómese un respiro (y medite de vez en cuando)
Está demostrado científicamente que la meditación mejora notablemente la concentración y la memoria. Según un estudio de la Universidad de Kentucky, la meditación tiene el poder de restaurar la sinapsis entre neuronas, lo cual tiene un efecto balsámico no sólo en la memoria, el razonamiento y la productividad sino también en el proceso natural de envejecimiento.

3. No permita que el trabajo se adueñe de su vida
¿Sabía que las personas más productivas son en realidad aquellas que no tienen permanentemente la vista puesta en el trabajo? A lo mejor le cuesta creerlo, pero lo cierto es que las personas que no permiten que el trabajo llene toda su vida son bastantes más productivas (y exitosas) que las que supuran trabajo por todos los poros. Numerosos estudios científicos dejan evidencia que trabajar en exceso se traduce en menos rendimiento. Y es que como a los robots incluso a los “workaholics” más redomados se les agotan las pilas de vez en cuando.

4. Identifique en qué momento del día trabaja mejor
¿Es un ave diurna o nocturna? Si hacemos caso de la ciencia, la respuesta a esta pregunta importa (y mucho) y tiene que ver en parte con nuestra temperatura corporal. Las personas trabajan habitualmente mejor cuando su temperatura corporal es elevada. Y el pico de temperatura más alta en el cuerpo humano tiene lugar en momentos muy diferentes del día (según la persona). Es mejor que no malgaste sus momentos más productivos (aquellos en los que su temperatura corporal es más alta) con reuniones y actividades más relajadas. Resérvelos para tareas que requieran más trabajo y concentración.

5. No se olvide de divertirse, tanto dentro como fuera del trabajo
La ciencia ha demostrado (en múltiples ocasiones) que la diversión (tanto a nivel personal como profesional) no sólo es sinónimo de más productividad y más motivación sino también de más creatividad. Además, la diversión suele ser asociada a un mejor rendimiento en entornos laborales. Según una reciente investigación, el 84% de la gente cree que los empleados con sentido del humor lo hacen realmente mejor (en términos de eficiencia) en su puesto de trabajo.

Un artículo publicado en Marketing Directo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s