Lograr tu objetivo será mucho más sencillo si centras y fijas tu pensamiento y tus acciones hacia aquello que deseas conseguir. Es lo que se llama poner foco, fijar el punto de mira al centro de la diana de aquello que quieres conseguir.

Dicho así, parece sencillo. Pienso y escribo lo que quiero y luego trazo metas intermedias que me ayudarán a lograr lo que deseo. Pero la realidad es que muchos objetivos se quedan en el camino porque perdemos el foco, no le ponemos el suficiente empeño para conseguirlo, y ante cualquier contrariedad, desistimos. Esto hace que poco a poco se vaya diluyendo, pierda intensidad, y la fuerza, energía e ilusión del momento en el que lo proyectamos desaparezca.

Pero tiene solución. Aquí está el reto, cuando llegan las dificultades. En ese momento es cuando llega el punto de inflexión que, bien nos hace tirar la toalla, o por el contrario, nos hace más fuertes, nos reafirma en lo que queremos conseguir, y nos permite avanzar en el camino de lograr nuestro objetivo.

En este momento es donde nuestro estado emocional juega un papel importante para afianzar y reafirmar lo que queremos para nuestra vida o nuestro negocio. Lo que sentimos, nuestras creencias y la motivación de para qué lograrlo.

Veamos tres consejos que te ayudarán a no abandonar e ir a lograr tu objetivo:

Sueña

Necesitas tener muy claros los beneficios que te aportará ese objetivo que te has propuesto. Si no sientes que eso es importante para ti pronto abandonarás. Imagina y visualiza cómo cambiará tu vida gracias a lograr tu objetivo. Necesitas motivación para no abandonar, para reafirmar tu compromiso con tu objetivo,enfócate en todo lo bueno que atraerá a tu vida ese logro.

Actitud

La actitud es la manera en la que tú estás dispuesto o dispuesta a comportarte o tomar acción. Si de verdad es importante para ti tu objetivo has de mantenerte firme con tu compromiso de alcanzar el éxito que te has propuesto. Has de encontrar la energía y la fuerza para pagar el precio del esfuerzo y la constancia que implica. Alcanzar el éxito en aquello a lo que te dediques es un proceso, un estar dispuesto a comportarse u obrar.

Atrévete

Cuando las cosas no salen como tú quieres o habías pensado, cuando aparecen las dificultades, asoman nuestras creencias, las excusas, y esos pensamientos que nos decimos… “Si ya sabía yo que esto no podía ser”, “Es que no es el momento”, “Aún no estoy preparada”, “Mejor lo dejo para mañana”, … y tantos otros pensamientos que nos impiden avanzan.

Cuando esto te suceda, atrévete a desafiar esos pensamientos y dejar atrás tus viejas costumbres. Rétate a hacerlo, no desistas, persiste y lo conseguirás.Quizás no de la forma que habías pensado pero seguro algo sucederá que te permita seguir persiguiendo tu objetivo.

Te dejo un vídeo muy corto que seguro te hará reflexionar de lo importante que es no desistir tu objetivo, porque si insiste llegará, quizás haga falta otro enfoque o método, pero al final lo conseguirás…

¿Te ha sido útil este artículo? ¿Piensas que puedes cambiar alguna cosa para lograr mejor tu objetivo? Sí… Pues te invito a que apliques el Método ACE con los aprendizajes que hayas tenido hoy.

¡¡¡Te deseo mucho éxito!!!; Lola Garcia Gomez

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s