En ocasiones, a pesar de nuestros mejores esfuerzos, las negociaciones no producen los resultados esperados.

Esto pasa cuando nuestros clientes negocian unos precios que no podemos ofrecer o simplemente porque, al final, se deciden por la propuesta de nuestros competidores. Si esto ocurre, ¿qué podemos hacer para que nuestra relación permanezca inalterable con nuestro cliente?.

Lo principal en estas situaciones es utilizar un enfoque orientado de resolución de problemas más que en enfocarse en ganar y de este modo, poder retomar una negociación.

Pasos para poder retomar negociaciones

  • Hacerlo sin miedo

Ten presente que porque se haya llevado, en un principio, una negociación de forma errónea no va a resultar una situación insoslayable. De hecho, nunca hay que olvidar que no nos debe preocupar demasiado lo que los demás piensen de nosotros, si tenemos en cuenta, lo poco que piensan en nosotros.

  • Desde la positividad

Nunca se puede obtener el 100% de nuestras pretensiones, de hecho, los mejores negociadores encuentran siempre oportunidades, a lo mejor no has conseguido cerrar la operación pero has cimentado una buena relación que, en el futuro,te habilite a nuevas oportunidades o, simplemente, cerrar una operación deficitaria te habilite a abrir nuevos mercados.

  • Aprovechar los errores

Los fracasos hay que interpretarlos como oportunidades de aprendizaje y, por supuesto, que sirvan también para el resto de la organización. Es conveniente, por tanto, poner en común en qué se ha fallado y que sirva de enseñanza para el equipo que se vea afectado por el negocio frustrado.

  • Aprovecha el futuro

No se puede interpretar una negociación frustrada como el final de una relación comercial, por eso, aunque no salga un primer negocio hay que dejar abierta las puertas a futuros negocios en común, por eso, lo conveniente es afrontar la negociación como el retorno a una serie posterior de conversaciones.

En definitiva, que todos las negociaciones salgan exitosas es una quimera, por eso, las que se frustran es una oportunidad de aprendizaje pero, sobre todo, lo que no se puede hacer es que el esfuerzo ya realizado, aunque estéril, quede en vía muerta, esta es la razón por la que las negociaciones siempre hay que retomarlas para poder generar futuras oportunidades.

Un artículo publicado en Pymes y Autónomos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s