Imagina este escenario, tú en el medio de una discusión acalorada con un colega en el que discrepáis sobre una cuestión profesional y en el que no sois capaces de establecer puntos en común sobre los que cimentar un posible acuerdo.

En este contexto, tu deseo es mostrarte confiado pero interiormente no lo estás y te sientes incómodo con la situación y, sobre todo, contigo mismo por esa dualidad que no deseas que se exteriorice.

>>>>Seguir leyendo el artículo completo>>>

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s