Seguro que no es la primera vez que tienes una invitación a una reunión en la bandeja de entrada de tu email a la que, por principio, no deseas asisitir.

Puede ser que, además, tengas una reunión programada con anterioridad y que se solape con la nueva o solo puedas encajarla con “calzador” haciendo malabares.

Estas situaciones pueden generar conflictos innecesarios por lo que conviene tratarlas con prudencia y buscando alternativas satisfactorias.

>>> Continuar leyendo el artículo completo>>>

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s