Durante gran parte de nuestra jornada laboral somos meros autómatasrealizamos nuestra actividad con la función de “piloto automático”.

Sin embargo, aunque saquemos adelante nuestras tareas la capacidad para mantener la atención y la concentración es una habilidad crucial que nos permitirá ser más productivos, eficientes y cometer menos errores en nuestro trabajo.

Cualquiera puede desarrollar esta habilidad mediante la incorporación de ejercicios de mindfulness en nuestro día a día.

Acciones tan simples como al despertarnos, pasar un par de minutos en la cama simplemente percibiendo nuestra respiración. Resistir la tentación de consultar el correo electrónico a primera hora de la mañana lo que, inevitablemente, conduce a una avalancha de distracciones.

Al llegar a la oficina, relajarse, sentarse en posición vertical, y volver a centrarnos en nuestra respiración o establecer una rutina de cada hora dedicar un minuto a desestresarnos evitando, de este modo, caer en el piloto automático.

Es algo tan sencillo como dejar de hacer las cosas por inercia y ser conscientes de lo que hacemos teniendo consciencia de nosotros mismos.

Un artículo publicado en Pymes y Autónomos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s