No es lo que dices, es cómo lo dices. Y es que, aunque pueda parecer un cliché, nuestro cuerpo juega un papel muy importante a la hora de comunicar.

Seguramente conozcas personas que, a pesar de que no son especialmente desagradables o antipáticas, generan desconfianza. No sabrías decir qué es concretamente, pero hay algo en ellos que hace que no demuestres tus emociones reales con ellos.

>>>Leer el artículo completo>>>

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s