La Unión de Asociaciones de Trabajadores Autónomos y Emprendedores ha elaborado un documento en el cual desglosa una serie de puntos que deberían tener en cuenta quienes se planteen dar el salto al autoempleo y ser trabajadores por cuenta propia. Ya conocéis el dicho popular: “El que avisa…”

  1. Autorrealización. Optar siempre por una actividad que te llene.
  2. Motivación. No son pocos los obstáculos que se encuentran. Solo los más motivados y fuertes de espíritu saldrán adelante.
  3. Formación. Todo suma a la hora de adentrarse en el mercado laboral y en la jungla empresarial. Formación, experiencia, estar cualificado.
  4. Ideas viables. No podemos dejarnos llevar solo por lo que nos gusta especialmente. Hay que apostar por conceptos que puedan ser viables y dar el salto de la idea a la realidad.
  5. Planificación. No subestimes el poder del plan de empresa. No lo consideres un documento aburrido e innecesario.
  6. Socios. Si emprendes en compañía hay que dejar muy bien delimitadas las funciones, derechos y obligaciones de cada uno.
  7. Liquidez. Asegurarse el tener fondos propios para mantener la compañía al menos los primeros cuatro meses. No se nace siendo rentable.
  8. Mercado. Conocer tan bien como a uno mismo el potencial cliente al que nos dirigimos, cómo es nuestro público.
  9. Gestión y contabilidad. Controlar los gastos e ingresos si queremos sobrevivir a corto, medio y largo plazo. Esto siempre…
  10. Diferenciación. La especialización es hoy en día uno de los caminos más directos al éxito. También el diferenciarse de la competencia y que el cliente entienda y sienta el porque eres mejor opción.
  11. Proveedores. Hay que escucharlos porque son otro de nuestros ‘clientes’. Cuanto mejor funcione la relación con ellos mejor marchará el negocio.
  12. Difusión. Darse a conocer para que nos conozcan. El marketing es una herramienta clave y hay que incorporar a la estrategia empresarial acciones que estén distancias a darle más visibilidad a la marca.
  13. Límites. Saber hasta dónde podemos y debemos llegar. Con el tiempo se puede ir ampliando ese límite. Hasta el infinito y más allá pero paso a paso, nada de prisas ni improvisación.
  14. Crítica. Una actitud en la que se cuestione todo para solucionar los problemas que puedan ir dándose.
  15. Esfuerzo y trabajo duro. Solo así se alcanza las metas.
  16. Perdurar en el tiempo. Intentar no ser flor de un día, trabajando las ventajas competitivos y esforzándonos para seguir arriba.
  17. Post-venta. Nuestro trabajo no termina cuando se consuma la venta o contratación de un producto-servicio, sino que va más allá. Se valora mucho la atención posventa sobre todo en determinados sectores.
  18. Relaciones personales. Cuidarlas a todos los niveles y con nuestro entorno profesional. Nunca se sabe quién puede ser nuestro aliado o convertirse en un feroz enemigo.
  19. Inversión. Apostar por uno mismo, tanto en formación como en otros aspectos de la faceta personal y profesional.
  20. Fracaso. Los errores han de tomarse como lecciones. Solo así se aprende a no tropezar con determinadas piedras en el camino. No hay que tomar las caídas como fracasos sino como un aprendizaje.

Un artículo escrito por Maria Sanchez

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s