Si eres autónomo quizá creas que el derecho a baja laboral es un privilegio al que no tienes acceso. Nada de eso, aunque es verdad que tiene sus matices. Te los contamos.

Aunque muchos los consideren superhéroes, los autónomos también se ponen malos, sufren imprevistos..¡y hasta tienen hijos! Por eso cuentan con el derecho a baja por enfermedad o accidente laboral, maternidad o paternidad, aunque estos están supeditados a la base de cotización que cada profesional pague (la cuota de autónomos) Como mínimo, esta ha de ser de 893,10 euros y como máximo de 3.642.

En España la inmensa mayoría de autónomos (el 80%) cotizan por la base mínima de 266,14 euros mensuales, por eso hay tan pocas solicitudes de baja laboral (y por eso quizás pensabas que era un derecho exclusivo de trabajadores por cuenta ajena).

Recordemos que la cuota de autónomo se ha ido incrementando en los últimos ejercicios en la misma proporción que el Salario Mínimo Interprofesionl, por lo que podría subir un 8%, aunque la ATA quiere negociar con el Ministerio de Empleo para que e aumento se sitúe en torno al 3%.

Si estás pensando en aumentar tu base de cotización tendrás que considerar si en 2017 provees aumentar tus ingresos mensuales. Si así fuera, podrás pedir la prestación por incapacidad temporal (IT) o la baja materno-parental para autónomos. Este subsidio diario te cubrirá las pérdidas de rentas mientras estén imposibilitado para trabajar.

Prestación por incapacidad temporal (IT)

Para pedir la IT, se tienen quedar una de estas dos situaciones:

  • por enfermedad profesional o accidente de trabajo: siempre y cuando se haya contraído por ejercer la actividad profesional. Para calcular la cantidad de la prestación por IT se aplicará el 75% de la base de cotización desde el día después de la baja.
  • por enfermedad común: para tener derecho a cobrar la prestación, tendrás que haber estado dado de alta al menos 180 días dentro de los cinco años anteriores, además de pagar tus cuotas. La cantidad que recibirás será el 60% de la base de cotización desde el día 4 hasta el día 20 de la baja, y después del 75%.

La duración máximo de la prestación por IT es de 365 días prorrogables por otros 180 si durante este periodo se prevé la recuperación. Según la opción que elijas para tu cobertura, el pago le corresponderá:

  • Al Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) o al Instituto Social de la Marina (ISM).
  • A la Mutua colaboradora con la Seguridad Social.
  • A las empresas autorizadas a colaborar voluntariamente en la gestión de la incapacidad temporal.

Para recibir la prestación por IT el autónomo (a excepción de los incluidos en el Sistema Especial para trabajadores por cuenta propia agrarios y de los TRADE) deberá notificar a la Seguridad Social la baja y la situación en que queda la actividad, presentando la solicitud y los documentos necesarios para el trámite.

Para ello, hay un plazo de 15 días siguientes a la fecha de la baja. Además, y mientras dure la situación de IT, tendrá que presentar la solicitud cada seis meses si lo requieren. De no hacerlo en ese plazo máximo, se suspenderá el pago de la prestación.

Baja materno-parental

Las semanas a disfrutar son las mismas que las de las trabajadoras por cuenta ajena (16 semanas), de las cuáles las seis primeras son obligatorias e ininterrumpidas y las diez siguientes se pueden ceder al cónyuge.

Cuando a finales de enero entre en vigor la nueva Ley de autónomos, incluirá modificaciones para la baja maternal, como la bonificación del 100% de la baja y la exención del pago de cuota durante la misma. Además, tras la reincoporación hasta dos años después del parto, la madre tendrá derecho a disfrutar del 100 % de la cuota por contingencias comunes con independencia de su base de cotización.

En cuanto a la baja paternal, el Gobierno amplió en diciembre el permiso de dos a cuatro semanas. La prestación por paternidad consiste en el pago del 100% de la base de cotización durante el periodo de descanso. Para solicitarlo, deberás tener tus cuotas de seguridad social al día y presentar el modelo de declaración de actividad (descargable desde la web de la Seguridad Social) y presentarlo dentro de los 15 días posteriores al comienzo de la fecha de descanso.

Un artículo escrito por Lara Olmo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s