Hay cosas en el trabajo que nos hacen querer desaparecer y esconderse bajo el escritorio para no tener que realizarlas.

Tal vez prefieras permanecer en una esquina antes que charlar con extraños en un evento de networking. O, tal vez, la idea de hablar en público te produzca sudor frío. Todo esto responde a nuestro deseo de no salir de nuestra zona de confort.

La realidad es que estas tareas que te pueden resultar incómodas, son necesarias para el desarrollo de tu carrera profesional, por lo que tienes que salir de tu zona de confort.

Para lograrlo hy que comenzar con pequeños avances. En lugar de dar una charla en un evento de la industria, inscríbete para una clase de oratoria. En lugar de hablar en la sala de juntas frente a tus colegas más senior, comienza por hacerlo en reuniones más pequeñas con tus compañeros más cercanos para ver cómo te sientes.

La única manera de aprender, son los pasos en falso y los errores porque son una parte inevitable y, esencial, del proceso de aprendizaje.

Un artículo publicado en Pymes y Autónomos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s