Algunas personas son buenas en lo que hacen. Otras tienen incluso la fortuna de pertenecer a una pequeña y privilegiada élite. Y unos pocos (poquísimos) son absolutamente imparables.

Aquellos que presumen de ser imparables no compiten con nadie salvo con ellos mismos. Y aun así se las ingenian para que todo el mundo quiera medir (quizás inútilmente) sus fuerzas con ellos.

>>>Leer el artículo completo>>>>

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s