¿Eres autónomo y has trabajado para una empresa pero no te han vuelto a llamar? Estas son las razones por las que alguien no volvería a contratarte como freelance.

La vida del freelance está llena de altibajos. Un mes puedes cobrar 3.000 euros y el siguiente no llegar a los 800 euros.

Sin embargo, parece que son buenos tiempos para los autónomos. Y es que parece que, en los últimos años, la tasa de trabajadores por cuenta propia ha aumentado debido a que hay más trabajo.

Sin embargo, para muchos es una tarea imposible hacer que una compañía confíe en ellos y que, al mes siguiente repita. Si esto te ha pasado sólo una vez no te preocupes, pero si es la tónica habitual en cada proyecto que haces, deberías empezar a pensar por qué.

Por eso, hoy te mostramos una lista de razones por las que una empresa no volvería a contratarte como freelance.

Si cometes alguno de estos errores, evítalos.

1. Olvidas la calidad

De acuerdo con un estudio de Accenture, el 62% de los clientes dejaron de trabajar con sus proveedores en 2013 por la pobre calidad de los mismos. Es fácil llegar al mínimo exigido por lo que te pagan los clientes pero, ¿Volverán a contratarte? Probablemente no.

La excelencia debe ser tu máxima a la hora de presentar tus proyectos a los clientes.

Por ejemplo, si eres diseñador gráfico, presenta el logo que te ha pedido el cliente de tres formas diferentes. Así evitarás tener que volver a repetirlo y tu cliente pensará que te esfuerzas con tu proyecto.

2. No cumples tus plazos de entrega

Cumple tus promesas, ya que si no lo haces estás perjudicando el trabajo de tus clientes. Si no eres fiel a lo que dices, entonces ya tienes la respuesta a por qué ese cliente ha dejado de contar contigo.

Si, por cualquier circunstancia, te vas a retrasar con tus pedidos, avisa antes a tu cliente y pídele disculpas.

Y es que ser puntual con los plazos de entrega es la mejor manera de mostrarles que eres una persona responsable.

3. Ignoras los emails

Si trabajas online, es normal que tus clientes te manden correos para preguntarte dudas.

Muchos freelance no abren el correo a lo largo del día para no distraerse durante el trabajo, pero cuando no contestas al 10º email, tus clientes pueden molestarse.

Por eso, te recomendamos revisar tu correo un par de veces al día para que no haya ningún problema.

4. Rechazar o ignorar los cambios que piden

Un buen freelance debe saber adaptarse a los gustos del cliente. Si no está satisfecho con tu trabajo, entonces no volverá a llamarte.

Acepta las críticas e intenta dar el mejor servicio posible.

5. No hacer seguimiento

En muchos casos, las empresas te contratan para un proyecto en concreto.

Sin embargo, para que te tengan en mente para otras iniciativas que quieran implementar, te recomendamos escribirles de vez en cuando para ver si necesitan tus servicios.

Vía | Business Insider

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s