No todas las pymes y autónomos tienen las mismas necesidades. Sin embargo, el almacenaje sí es un factor común a la gran mayoría de pymes que, de un modo u otro, necesitan ciertos volúmenes de almacenamiento. En este contexto, alquilar almacén puede ser una opción muy interesante a tener en cuenta.

Tanto para aquellas empresas que necesitan espacio para guardar el material de trabajo como para quienes necesitan disponer de cierta capacidad de almacenamiento para productos o materiales, tener un almacén a disposición es lógicamente importante, pero no siempre sencillo. En primer lugar, no todos los autónomos y pymes disponemos de espacio físico suficiente como para incorporar a nuestras oficinas (si las tenemos) un almacén. En segundo lugar, el precio de compra o alquiler de un almacén al uso no siempre está al alcance de todos los bolsillos y puede resultar un gasto añadido notable en las cuentas de la pyme.

Alquilar almacenes o mini almacenes viene a ser, en cierta medida, una especie de continuación del CoWorking. Si en este se reúnen diferentes profesionales que comparten un espacio común con unas dotaciones independientes y otras comunes donde desarrollar labores profesionales, asumiendo mucho menos gasto de alojamiento e instalación de la empresa, en el caso de los almacenes también encontramos espacios diseñados precisamente para diferentes tipos de necesidades de almacenamiento.

Desde aquellos que cubren mayores volúmenes, hasta los que se adaptan a los pequeños autónomos y pymes ofreciendo tamaños diferentes según las necesidades de cada uno.

Estos servicios de alquiler de almacenes para pymes destacan por diversos aspectos.

En primer lugar, se trata de instalaciones seguras que además aportan pólizas de seguros para robo, y, constan de instalaciones con los mejores sistemas de seguridad, vigilancia, así como tamaños diversos para responder a todas las necesidades de almacenamiento.

Se trata de almacenes accesibles una gran cantidad de horas independientemente del día del año que sea, con acceso generalmente desde las seis de la mañana hasta las 12 de la noche. Acceso que se ve facilitado por la posibilidad de aparcar frente al propio almacén para la carga y descarga rápida y cómoda.

Desde el punto de vista económico, se trata de una oferta imbatible si se compara con los costes del alquiler de un almacén tradicional. Además, alquilar este tipo de almacenes ofrece bastante flexibilidad en el pago en el contrato, pudiendo, por ejemplo, contratarse por meses evitando pagar por aquel periodo de tiempo en que no se utilice, o, llegar a acuerdos por periodos largos concretos como un año, etcétera.

En definitiva se trata de una opción interesante que puede facilitar a muchas pymes y autónomos el problema del almacenamiento de manera sencilla, segura, eficaz y barata.

Un artículo publicado en Gestion Pyme

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s