Un estudio revela que trabajar 55 horas semanales incrementa el riesgo de sufrir problemas del corazón. Descubre cuál es el riesgo y qué hábitos puedes adoptar para reducirlo.

Pasarte el día en la oficina no sólo empeora tu estado de ánimo y disminuye notablemente tu productividad: nuevos estudios revelan que trabajar demasiadas horas incrementa el riesgo de sufrir fibrilación auricular, el tipo más común de arritmia.

La relación entre las largas jornadas del trabajo y los problemas del corazónprecede un estudio llevado a cabo en Europa en el que participaron 85.000 trabajadores.

Los empleados que trabajaban más de 55 horas semanales incrementaban el riesgo de sufrir fibrilación auricular en un 40%. El estudio no tuvo en cuenta qué tipo de empleos estaban más expuestos.

¿Que es la fibrilación auricular y cuáles son sus riesgos?

La fibrilación auricular es un tipo de arritmia que causa latidos irregulares y rápidos. Incrementa el riesgo de sufrir un derrame cerebral o ataque al corazón.

Existen otros factores que contribuyen a la fibrilación auricular, como la vejez, diabetes, hipertensión y una mayor predisposición genética.

Cabe señalar que tan sólo 1,2% de los sujetos del estudio padecieron fibrilación auricular, por lo que un incremento del 40% equivale a un riesgo de 1,7%. Sin embargo, no se trata del primer estudio que detecta una relación entre las horas de trabajo y una mayor predisposición a sufrir enfermedades del corazón.

Una investigación llevada a cabo en EEUU y Australia detectó un aumento de riesgo de derrame cerebral entre los empleados que trabajaban más horas, señalando que la fibrilación auricular podría ser uno de los detonantes.

Así, otro estudio sobre la salud de los enfermeros reveló que realizar guardias nocturnas incrementa el riesgo de sufrir un derrame cerebral en un 4% a lo largo de 5 años.

¿Cómo se puede reducir el riesgo de sufrir fibrilación auricular?

Eliminar malos hábitos, como fumar o consumir bebidas alcohólicas reduce el riesgo de sufrir fibrilación auricular. La obesidad y falta de ejercicio también aumenta el peligro.

Procura en la medida de lo posible no trabajar demasiadas horas. La falta de descanso puede acabar provocándonos el síndrome del burnout, causando daños en nuestra salud y disminuyendo nuestra productividad. Asegúrate de adoptar hábitos para evitar el agotamiento laboral, empezando por dormir bien y desconectar del trabajo en tu tiempo libre.

Vía | The Guardian

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s