¿Tu jefe no te da feedback nunca? Estos tres signos te ayudarán a identificar si estás haciendo un buen trabajo, así como si tus superiores están contentos con tu labor.

¿Te encuentras constantemente preguntándote si tu jefe está contento contigo, o si hay algo que podrías mejorar? Un buen líder por norma general suele dar feedback a sus empleados, pero en ocasiones los jefes pasan por alto la importancia que tiene congratular a un trabajador por su labor.

Es decir, si tu jefe no te da feedback no es indicativo de que estés haciendo un mal trabajo.  Incluso hay jefes que dan feedback negativo a su equipo para que mejoren, pero se olvidan de motivar a sus empleados destacando lo positivo de su labor.

Esto último puede deberse o bien a su falta de inteligencia emocional, o simplemente a un horario increíblemente ajetreado; el caso es que si tu jefe nunca destaca tu buena labor, es normal que estés preguntándote si estás desempeñando bien tu labor.

Afortunadamente, hay algunos signos que indican que estás haciendo bien tu trabajo:

  • Te asignan nuevos proyectos y responsabilidades: Que tu jefe te otorgue más responsabilidad o nuevos proyectos es una señal de que estás haciendo un buen trabajo. Es lógico, ningún líder le daría trabajo extra a un empleado que no esté preparado para hacerlo correctamente. Puede que no te diga directamente que te ha elegido a ti por tus grandes habilidades, pero puedes leerlo entre líneas. Eso si, es importante distinguir entre una carga excesiva de trabajo con labores relevantes que se te otorgan por tu capacidad para asumirlos: cabe la posibilidad de que tu jefe esté dándote labores secundarias para quitárselos de encima. Para distinguir ambos casos pregúntate si el proyecto te da la oportunidad de desarrollarte profesionalmente: ¿cuando acabe esta labor tendré nuevas habilidades? ¿se corresponde con mis intereses que conoce mi jefe? ¿me dará experiencia valiosa? Si alguna de estás preguntas resulta afirmativa, tu jefe confía en ti y en tu habilidad para mejorar.
  • Te dan más autonomía: Si en tu trabajo dejan de supervisarte continuamente, es signo de que tus superiores están contentos con tu labor. El hecho de que tu jefe no tenga que revisar tu trabajo implica que confía en ti y lo estás haciendo bien.
  • Te eligen como representante: Si tu jefe te ha mandado a una reunión o una conferencia como representante de la empresa puedes estar más que tranquilo: para tu empresa eres un miembro valioso. Piensa que vas en nombre de la compañía, y no mandarían a un trabajador que podría dejar mal a la empresa.

Vía | themuse

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s