¿Sueles llegar tarde? ¿Eres de los que no sabes decir “no”? Estos son sólo algunos de los signos que delatan que no sabes gestionar bien tu tiempo. Si quieres saber más, atento a este artículo.

Sólo porque tu agenda esté llena no quiere decir que sepas gestionar tu tiempo. De hecho, sólo significa que tienes un día plagado de eventos, lo que probablemente repercutirá en tu estrés.

Y es que un mal calendario puede repercutir en muchos aspectos de tu vida, como por ejemplo el balance entre tu vida personal y laboral.

Pero, ¿Cómo identificar este hecho? Te mostramos una serie de signos que delatan que no sabes gestionar bien tu tiempo.

Así que si cumples con una o varias de estas premisas, deberías plantearte cómo organizarte mejor.

1. No eres puntual

¿Eres una de esas personas que siempre llega tarde a todas partes o que olvida asistir a algún encuentro? Probablemente, esto sea causado porque tienes demasiadas tareas en tu agenda.

De hecho, no ser puntual es una falta de respecto hacia las personas con las que has quedado y hará que tus relaciones (personales o laborales) se resientan.

2. Nunca priorizas tus necesidades

Uno de los signos más evidentes de que estás gestionando mal tu tiempo es que no eres una persona proactiva. Con esto nos referimos a que los eventos a los que asistes suelen estar propuestos por terceros, sin tener en cuenta tus prioridades.

Por eso, uno de los mejores consejos que podemos darte es que bloquees tu agenda con lo que realmente tienes que hacer en cada momento, sino acabarás con un calendario lleno de reuniones prioritarias para otros, no para ti.

3. No tienes listas de tareas

Tener una o varias listas de tareas te ayudará a ser más organizado y más productivo. Sin embargo, una cosa muy habitual es acabar el día sin haber terminado varios de los puntos que había en esa lista.

Por eso, te recomendamos que, cada mañana, determines cuáles son las tres cosas más importantes que tienes que hacer y que rijas tu horario en base a ellas.

Esto puede incluir tareas como, por ejemplo, hacer una llamada a tu familia o terminar un post en tu blog personal. Una vez estén completadas, puedes seguir con el resto de puntos de la lista.

4. Pones excusas frecuentemente

Cada día tiene 24 horas y tenemos que saber manejarlas correctamente. Por eso, cuando empezamos a poner excusas por haber llegado tarde o por no poder haber asistido a la reunión, es que no lo estamos haciendo bien.

5. Indecisión

¿Qué ocurre cuando tenemos múltiples eventos a la misma hora? Lo más normal es que seas incapaz de decantarte por una opción. Sin embargo, si esto te ocurre frecuentemente, es que estás malgastando tu tiempo.

6. Eres poco productivo, a pesar de trabajar muchas horas

Uno de los signos más evidentes de que no estás gestionando bien tu tiempo es que, a pesar de dedicarle más horas a tu trabajo, no eres productivo.

De hecho, lo que realmente delata es que estás sobresaturado. Por eso, te recomendamos delegar en otros las tareas menos importantes, ya que si no te puede pasar factura.

7. No sabes decir “no”

Es cierto que es muy gratificante ayudar a nuestros compañeros de trabajo, pero sólo si tienes algo de tiempo libre. Si dices que sí a todo el mundo, acabarás dejando de lado tus responsabilidades y tu trabajo no saldrá adelante.

Escrito por Ana Muñoz

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s