Uno de los motivos para trabajar por cuenta propia es mejorar nuestra autonomía. Estás solo, lo que implica que eres el jefe y tomas las decisiones. Pero ser tu propio jefe no es tan bonito como lo pintan. Porque también hay que ver la otra cara de la moneda, tu serás tu propio empleado y todo el trabajo tendrás que hacerlo tu mismo.

No solo lo que tiene que ver con tu área profesional, allí donde siempre has soñado que tenías el talento y las ganas necesarias para salir adelante. Pero también en otras áreas como fiscal, ya que tienes que presentar impuestos, crear facturas, gastos, etc. Y no es la única, porque se van a necesitar dotes comerciales, de negociación o tecnológicas.

>>>Leer el artículo completo>>>

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s