¿Te cuesta levantarte por las mañanas para ir a tu oficina? ¿Te aburre el simple hecho de pensar en las largas horas que te esperan en tu día de trabajo?

¿Esperas con ansias que la semana termine para no ir a trabajar?

Si te sientes identificado, no eres el único.

Yo también pasé por lo mismo cuando tenía un empleo a tiempo completo que odiaba. Un empleo que no me traía nada bueno además de un salario.

>>>>Leer el artículo completo >>>>

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.