La autodisciplina es la llave para conseguir los objetivos que te propongas. Es la esencia entre terminar o no las cosas.

Vamos por partes. ¿Qué significa tener autodisciplina? Es ese don, es esa habilidad que nos permite tener un control propio de nuestra fuerza de voluntad y que nos sirve para cumplir las cosas que nos proponemos o que por el contrario permite tener el autocontrol para evitar de hacer cosas que no necesitamos hacer.

La autodisciplina se debe entrenar, como aquel que entrena un musculo de nuestro cuerpo y que decae o deja de trabajar cuando no la utilizamos.

Vamos a poner un ejemplo que tenemos muy cerca:

“Hoy en día en los EEUU, una gran mayoría de los cargos directivos de importancia en lugares públicos o en empresas privadas se están cubriendo con personas de origen oriental. Me diréis, ¿Y eso, por qué?

¿Es que son más listos que los demás? ¿Estudian en escuelas diferentes? ¿Es que sus libros de texto son diferentes a los que tenemos el resto?

Es un problema de educación, es un tema de concepto. En los países europeos y en Norteamérica cuando una persona saca buenas notas se dice:

– Esta persona es lista.

Cuando comentamos que es lista y aprueba, se relaciona con el no hace falta estudiar. Como ya somos listos, no hace falta esforzarnos en hacer las cosas. Como somos listos no hace aplicarse en algo, por qué somos listos. Nos sale por natural.

En cambio, a los niños orientales cuando sacan buenas notas se les comenta:

-¡Te has esforzado mucho¡.

La palabra esforzar está por encima de ser listo. Ser listo no quiere decir que tengas suerte en la vida. Pero sí que el esfuerzo y la autodisciplina está ligado al éxito personal.

Esta autodisciplina que te inculcan desde pequeño, te permite adquirir control de ti mismos. La autodisciplina no se enseña. La autodisciplina es la fuerza de voluntad, de autocontrol, de resolución y que estas características no aparecen por arte de magia. Es saber lo que tienes que hacer en cada momento y sacrificarte por ello.

Detente a observar a tu alrededor la falta de autodisciplina que tienen la gran mayoría de las personas. Pregúntale a cualquier profesor cuando los alumnos no hacen los deberes, las veces que las personas llegan tarde, no llegan a las citas, los proveedores no entregan nuestros pedidos al día y un largo etc.

La autodisciplina, es un requisito indispensable si quieres ejercer como empresario. Esta autodisciplina solo la vas a conseguir si eres consciente de que para llegar a conseguir tu objetivo debes esforzarte, sacrificarte, de focalizarte en lo importante. La autodisciplina es la llave mágica por la cuál vas a conseguir llegar donde tú quieras.

Y ahora te toca a ti ¿Qué método vas a seguir para empezar tener mejor autodisciplina?

Mira la historia. Las personas que han llegado más lejos, no son las más listas sino las que tienen más autodisciplina personal. Son la que se han caído varias veces y levantado hasta conseguir lo que querían. Se sacrifican por ello, saben dónde van y utilizan los recursos propios para avanzar cada día.

Ahora, con tus comentarios ayudarás a otras personas a disfrutar del oficio de vivir la empresa.

Un artículo escrito por Ezequiel Martí

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s