Dado que el 93% de la comunicación es no verbal, los gestos son un elemento fundamental a la hora de mejorar tu efectividad en las ventas. Tanto si trabajas en una gran superficie como si posees un pequeño negocio, presta mucha atención.

En muchas ocasiones hemos subrayado la importancia del lenguaje corporal para alcanzar el éxito en todos los ámbitos. Su manejo es clave a la hora de impartir una conferencia, cerrar un acuerdo de negocios, generar confianza en clientes, socios y empleados o salir airoso de una entrevista de trabajo. Y en el ámbito del comercio, la cosa no es distinta: el poder de los gestos es indiscutible.

Mientras que son muchos los que subrayan la importancia de la regla 80-20, se habla de que en el terreno de las ventas la proporción puede subir a un 93-7: según un estudio realizado por un profesor de psicología de la UCLA, existen tres elementos que explican el impacto que recibimos de los mensajes ajenos: las palabras suponen un 7%, mientras que el tono de voz implica un 38% y el lenguaje corporal se lleva un 55%. 

Por ello, si te dedicas al apartado de las ventas, tienes que afinar determinados aspectos y dominar tu cuerpo y tus gestos para realizar mejor tu cometido. Subrayamos cuatro claves esenciales.

Cómo mejorar las ventas con el lenguaje corporal

  • Corrige tu posturaLa postura de tu cuerpo es fundamental para hacer una historia creíble, generar confianza y demostrar seguridad sin caer en la arrogancia. Según Steve Maxwell, un entrenador de acondicionamiento físico, puedes arreglarla en cinco minutos. Es fundamental enderezarte, mantener la columna recta, los hombros relajados, la cabeza erguida y por supuesto, mantener el contacto visual.
  • Haz gestos con las manos: De acuerdo con un estudio reciente, los Ted Talkers más populares usan un promedio de 465 gestos con las manos, casi el doble de la cantidad utilizada por los menos populares. Hablar con las manos se encuentra impreso en nuestros instintos más primarios y es fundamental para involucrar a tu público. En este caso, a los clientes. Para mejorar es fundamental practicar delante de un espejo o grabarte a ti mismo. 
  • Concéntrate en las expresiones facialesEn un estudio de 2016, la experta Kasia Wezowski revelaba a la Universidad de Harvard cómo su equipo había descubierto que los vendedores de alto rendimiento  duplicaron los resultados a la hora de leer e interpretar expresiones faciales ajenas con respecto a los de bajo rendimiento. Según el psicológo Paul Ekman, solamente existen siete expresiones faciales primarias, las cuales revelan nuestras verdaderas emociones en forma de microexpresiones. Una reacción rápida a un comentario, como arrugar la nariz o entrecerrar los ojos, puede delatar la emoción de esa persona. Tomar conciencia de ellas te dará poder para guiar la conversación e interpretar el estado de ánimo de los clientes.
  • Habla de forma clara: Recuerda las estadísticas del mentado estudio, que revelan la importancia del tono de voz. Es importante reducir la velocidad para resultar inteligible, escoge un volumen firme pero adecuado, dosifica tu energía y concéntrate no solo en el qué, sino en cómo expresas el contenido.

Fuente | Inc

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s