Cuando se trata de conflictos, hay dos tipos de personas, los que lo evitan y los que lo buscan. Los que evitan tienden a alejarse o incluso esconderse en desacuerdos. Valoran la armonía y las relaciones con sus compañeros de trabajo.

Sin embargo, quienes tienden a buscar conflictos o por participar en ellos cuando surgen, tienden a preocuparse más por la franqueza y honestidad.

Cuando se trata de conflictos, hay dos tipos de personas, los que lo evitan y los que lo buscan. Los que evitan tienden a alejarse o incluso esconderse en desacuerdos. Valoran la armonía y las relaciones con sus compañeros de trabajo.

Sin embargo, quienes tienden a buscar conflictos o por participar en ellos cuando surgen, tienden a preocuparse más por la franqueza y honestidad.

Ni un estilo ni el otro ni es mejor ni peor, tener una predisposición por un estilo u otro depende de muchas cosas, las experiencias pasadas con el conflicto, las convenciones de la cultura que se tienen o en la que se trabaja, el contexto organizacional e incluso las normas de género.

Saber por el estilo te inclinas te ayudará a tomar una decisión consciente sobre cómo abordar un desacuerdo. Si eres de las personas que evitan el conflicto, tu instinto puede ser ignorar la situación. Sin embargo, saber que esta es tu tendencia natural puede ayudarte a superar tu resistencia a abordar el problema.

Vía: Pymes y Autónomos 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s