Según el estudio “Factores de Competitividad y Análisis Financiero en la Empresa Familiar” recientemente presentado un 60% de las empresas familiares renuncian a repartir dividendos y prefieren reinvertir los beneficios con el objetivo de sobrevivir a medio y largo plazo. Especialmente ahora que la crisis parece olvidada y el crecimiento de los beneficios se sitúa en torno al 10% y un 5,3% la mejora del empleo generado.

Y eso que la empresa familiar se caracterizó por el mantenimiento del empleo, incluso en los momentos más duros de la crisis. El objetivo en estos primeros años de recuperación ha sido reducir endeudamiento, aumentar sus plantillas y mejorar la productividad y la rentabilidad. De esta forma se busca fortalecer la empresa a corto y medio plazo garantizando de esta manera su futuro.

Uno de los principales frenos para el crecimiento de la empresa familiar es su tamaño. Las empresas de esta categoría que cuentan con más de 100 empleados tienen una rentabilidad del 8,1%. Es en este punto donde pueden ver su futuro, si no amenazado si comprometido, al no tener la masa crítica suficiente para luchar e invertir lo necesario para seguir siendo competitivos.

Por lo que se refiere a los órganos de gobierno de este tipo de empresas, un 61,2% cuenta con un administrador único, mientras que un 35% cuenta con consejo de administración. Los consejos de familias son opciones minoritarias. La mayoría de ellas están gestionadas por un consejero delegado con 17,9 años de media en el cargo, sin estudios universitarios en la mitad de los casos y perteneciente a la familia.

Las empresas con menos de 25 empleados bajan su rentabilidad media hasta el 5,18%, casi tres puntos menos, pero más preocupante, un punto y medio menos que las empresas no familiares del mismo rango. En este sentido se pide al Gobierno un mayor esfuerzo para apoyar a este tipo de compañías en materia fiscal, mercantil y laboral.

Por poner un pero, la sucesión se plantea como un problema, sobre todo en las más pequeñas. Especialmente en los negocios que lleva directamente un autónomo que también es trabajador se encuentran con ciertos problemas a la hora de encontrar un sucesor, incluso dentro de la familia. Los hijos muchas veces no tienen la ilusión por mantener el negocio de sus padres.

Un artículo escrito por Carlos Roberto

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s