Una de las cosas que me gusta recordarme a diario, es ser positiva y siempre ir pensando en que todo irá bien y tal cual como espero.

Sin embargo, sé que hay días más difíciles que otros donde simplemente decírtelo no es suficiente.

Soy alguien que ha tenido muchos obstáculos en el camino, así como también he tomado decisiones difíciles que me hubiese encantado poder evitar en lo posible.

Sé que mantener una actitud mental positiva no es exactamente lo más fácil o simple del mundo.

Todo representa un reto y sé que mientras peor sea la situación en la que te encuentras, más complicado será poder llenar tus pensamientos con positivismo.

Siempre he sido alguien que se enferma con facilidad y que de hecho, tengo varias condiciones que son un limitante tanto para mi presente como para mi futuro.

Cuando era pequeña, tenía asma y también sufría de serios problemas de alergia.

Hoy en día, aunque eso está casi superado, también tengo problemas de columna y estómago que muchas veces me impiden que pueda disfrutar e incluso hacer muchas cosas que tenía planeadas.

Tener una enfermedad crónica o vivir enfermo de forma constante, es algo que fácilmente puede llenar tu mente con negatividad y hacer que tu actitud sea todo lo contrario a positiva.

Durante mucho tiempo yo sólo pensaba en las cosas que no podría hacer a partir de ahora y cómo eso afectaba a mi visión del futuro.

Pero llegó un punto en el que ya no podía más; estaba harta de ahogarme siempre en los mismos pensamientos negativos, y ver cómo eso me estaba frenando para disfrutar de mi vida.

Lo cierto es que un día me desperté, y cansada de mi situación me dije: es hora de ponerme menos limitantes de los que realmente tengo.

Con todo esto lo que quiero decirte es que sea cual sea tu situación ahora mismo, siempre debes mantener una actitud mental positiva y fuerte.

Créeme que encontrarás algo positivo que verle a la vida e incluso, al momento que estás viviendo justo ahora.

Sé que decirlo es más fácil que hacerlo; por eso aquí te voy a enseñar cómo lograrlo, y también voy a darte 5 consejos valiosos para ser optimista incluso en tus peores momentos.

Cómo tener una actitud mental positiva

Para tener una actitud mental positiva, debes creer en ti mismo, tener confianza en ti y en tus habilidades, y saber que el único que se pone límites eres tú, y, en especial, debes mantener tu mente alejada de todo pensamiento negativo.

Cuando decidí emprender mi camino para ser más positiva y dejar atrás toda esa actitud negativa, me di cuenta que esto no sólo consiste en algo mental: también lo que hago cada día en mi vida es importante.

Ahora, teniendo esto en cuenta, debes estar pensando por qué tus acciones y tu rutina dicen mucho sobre tu actitud y el que sea positiva o no.

La razón es simple: hay actividades y acciones que te hacen sentir más liberado contigo mismo, que el mundo te sonríe y todo irá bien.

Pero también hay otras cosas que sólo producen que tu autoestima esté por el suelo y tu negatividad por las nubes.

Por ejemplo, en el momento que comencé a cambiar mi actitud para que fuese más positiva, me di cuenta de la cantidad de pequeños detalles en mis acciones que me detenían para ello.

Solía tener la costumbre de comenzar mi día repasando el anterior; para ser más específica, recordaba todas las cosas que salieron mal de él.

Así que comencé desde allí, a cambiar esas pequeñas pero a la vez, grandes cosas que me alejaban de una actitud positiva, como por ejemplo no dormir lo suficiente, tomar comida basura, o no descansar durante el trabajo.

Recuerda esto: todo lo que te produzca cansancio y estrés, es un enemigo tanto físico como mental.

Así que para empezar a creer en ti y superar los límites que te pones, comienza por cuidar tu salud en un ámbito general.

Mientras más alejes el estrés, mayor favorecerás los pensamientos positivos.

Adopta costumbres beneficiosas para ti que te ayuden a adquirir una actitud mental positiva.

Comer sano, hacer ejercicio, yoga, meditar o simplemente, salir a tomar aire; actividades y acciones que te ayuden a despejar tu mente y darle espacio a los pensamientos positivos que necesitas.

Desde que comencé mi proceso de tener una actitud positiva, hacer ejercicios y salir al parque con mi perro, son cosas que me relajan y hacen que disfrute todo desde otra perspectiva.

Recuerda que una vez adquieras una actitud mental positiva, luego el reto será mantenerla.

No se trata de hacerlo un par de veces hasta conseguirlo, sino de crear un estilo de vida que traerá consigo una actitud que te favorecerá el resto de ella.

Cómo aprender a ser positivo en la vida

Ser positivo en la vida es cuestión de práctica y perseverancia. Puedes conseguirlo siempre y cuando estés dispuesto a dar todo de ti y practicar para así cambiar negatividad por positivismo.

Tanto tú como el resto de las personas en el mundo, aprendemos de acuerdo a nuestro propio paso, viviendo experiencias y poniendo en práctica lo que aprendemos de ella.

Ser positivo no se trata sólo de despertarte un día y saber todo lo que necesitas para llevar una mejor vida.

Como la mayoría de los aprendizajes, necesita tiempo y dedicación, que lo practiques constantemente para así poder llegar al resultado final y mantenerlo.

Para aprender a ser positivo, primero debes quererte a ti mismo, sentirte bien con quién eres y lo que estás haciendo tanto ahora como lo que harás en un futuro cercano.

El mayor problema al intentar dejar la negatividad atrás, es que te enfocas en pensar en los factores externos a la situación pero no te das cuenta que la principal causa eres tú mismo.

Así que para comenzar a aprender, empieza por sentirte seguro y amarte tal cual eres.

Dedícate primeramente a trabajar en tu autoestima. Haz actividades que te hagan sentir con más valor hacia ti y ejercicios que te ayuden a despejar tu mente.

Ahora, necesitas creer que ser positivo es una elección y es posible.

Ser positivo es algo que se puede crear y cultivar pero para ello, debes caer en cuenta que es tu elección serlo o no, y que si tu respuesta es un “quiero serlo”, entonces ya estarás rompiendo los muros que te detienen para comenzar a avanzar.

Una vez que entiendas el factor determinante de que debes cultivar tu positivismo, empieza a hacer justo eso.

Si no sabes por dónde iniciar, fomenta aún más el concepto positivo que necesitas crear sobre ti así como de las personas más cercanas a ti.

Se puede cambiar la mente, todo es cuestión de que no desistas y trabajes en ello constantemente ya sea leyendo revistas, observando a otras personas o incluso tomando terapia.

Haz lo que sea necesario (y bueno) para poder comenzar a entender mejor cómo ser positivo y cuando estés en ese proceso, verás que todo comenzará a venir de forma natural.

El ser positivo es algo que se da, que después de mucho esfuerzo y práctica, surgirá y se mantendrá como si fuera tu segunda piel.

¿Cómo ser una persona optimista cuando todo va mal?

 

1. No cargues con todo

No eres la persona más indestructible del mundo y aunque a veces queremos cargar con todo e intentar no exteriorizarlo, no piensas en cuánto se está internalizando.

Soy una persona que a veces me gusta pensar que puedo con todo, que no necesito expresar cómo me siento realmente todo el tiempo y simplemente, tener una sonrisa incluso cuando no me siento de esa manera.

Sé que ser feliz, sonreír y todos los sinónimos de ello, tienen que ver con ser positivo, pero cuando todo va mal y sientes que no puedes con nada, sólo déjalo salir y dilo.

Retener tus emociones y fingir algo que no sientes o no eres, no es la solución para alejar la negatividad.

¿Por qué crees que llorar, incluso cuando es más una señal de tristeza, es tan relajante y liberadorcuando estás pasando por un mal momento?

No solía ser una persona que derramara lágrimas seguido, pero cuando comencé a hacerlo, no por todo, pero si por las cosas realmente importantes, comencé a sentirme mucho mejor emocionalmente.

Que no te dé miedo expresar tu frustración o la angustia que puedes sentir en muchas ocasiones, eres un ser humano con derecho a sentir cada una de ellas.

Así que en lugar de guardarlo, déjalo salir y no cargues con todo el peso como si no fuese nada.

2. Duerme y no pienses tanto

Despertar de un buen descanso puede ser lo que necesitas para comenzar el día con el pie derecho.

Sé que es difícil sacarte de la mente todos los problemas y lo malo que te está ocurriendo, pero así como retenerlos, pensar tanto en ello tampoco te ayudará de ninguna forma.

Cuando tienes tiempo para descansar tu mente de todo el letargo y los pensamientos negativos que inevitablemente se crean cuando todo va mal, puede que tus problemas se vean más insignificantes que el día anterior.

Unas buenas 8 horas de sueño conseguirán relajarte y pensar con más serenidad y positivismo el día siguiente.

Hay días que necesitas decir “basta” y darle descanso a tus pensamientos.

Debes estar pensando, “es más fácil decirlo que hacerlo”, y es que dormir cuando se tienen tantas preocupaciones para muchos resulta en tener que tomar calmantes o somníferos que te otorguen al menos unas horas de sueño.

No corras por medicación o pastillas para dormir y ve hacia un lado más natural.

Tomar un té, hacer un poco de yoga o meditación, relajarte un poco antes de ir a dormir y comenzar con la tarea de descansar un par de horas te ayudará a realmente conseguirlo.

3. Vive el momento

No te encierres en el pasado y lo que ocurrirá en el futuro.

De por sí es muy común que estemos pensando la mayor parte del tiempo en el pasado y futuro en lugar de nuestro presente, y cuando todo va mal, es aún más complicado enfocarte en el ahora.

No obstante, si no logras dejar atrás al menos el 50% de los pensamientos que tienes respecto a estos dos tiempos, no conseguirás ser más positivo.

Cuando tienes problemas y no te enfocas para nada en tu presente, cada vez que lo hagas siempre lo harás pensando lo peor de lo que podría ocurrir o lo que ya ocurrió.

Por eso, cuando intentas vivir el ahora, se vuelve tan difícil el simple hecho de querer sonreír.

Para todo hay un momento, si ya ocurrió, nada podrás hacer al respecto, y si va a ocurrir, entonces ocurrirá de todas maneras.

Capaz de no seas un creyente del destino y aún si no lo eres, nadie sabe qué va a ocurrir en el siguiente minuto o dentro de 10 años.

No seas tan duro contigo mismo e intenta desviar tus pensamientos del pasado y futuro.

El pasado que te acecha, y el futuro que no te deja disfrutar los minutos del día que estás viviendo.

Siempre hay momento para solucionar los problemas que tienes y es que para poder encontrarles una solución, todo se trata del presente y lo que hagas en él.

4. Enfréntate a tus problemas

El más grande miedo de toda persona, es tener que enfrentar sus problemas y buscarles una solución.

Quizás no tanto el punto de buscar una solución pero para poder encontrarla, siempre debes dar la caray poder analizar y verlo desde la perspectiva necesaria para hacerlo.

Pero si ya estás practicando para aprender a ser alguien más positivo, tener una actitud mental positiva,enfrentar el problema no se verá tan intimidante como antes.

A veces la montaña se ve enorme, pero eso no significa que no puedas escalarla.

Si necesitas ayuda para poder enfrentar tus problemas, siempre puedes hablarlo con alguien de confianza, que te ayude a amortiguar un poco la ansiedad que comienzas a sentir en el momento.

No necesitas estar completamente solo cuando sea momento de mostrar la cara.

Compartir tus problemas y solo hablar de ellos, puede ayudarte a sacar un gran peso de encima cuando tengas que enfrentarlos, por lo que además de todo, tampoco olvides que no estás solo y puedes buscar apoyo.

5. Piensa que todo va a mejorar

Lo que está mal ahora no necesariamente lo estará para siempre.

No te cierres a la idea de que porque estás pasando por un mal momento, que no tienes la mejor suerte últimamente y sientes que te estás ahogando; no hay forma de que las cosas mejoren.

Tú tienes la herramienta para el éxito o el fracaso, por eso quien decide si algo va a mejorar o no, eres tú.

Así que mentalízate, cree en que todo será mejor quizás no dentro de una hora o mañana, pero si en un futuro, que no te quedarás con mala racha el resto de tu vida.

Las situaciones difíciles son sólo eso, difíciles. Por lo que la palabra imposible no debe entrar en tu vocabulario.

No es fácil pensar en cómo algo va a mejorar cuando luce tan mal, pero cuando logras al menos hacer entrar un rayo de luz a ese “mal”, los demás vendrán por sí solos.

Yo por más negativa o cerrada que esté, siempre intento enfocarme al menos en este pensamiento, en creer que no será igual todo el tiempo y algún día lo superaré.

6. Busca el positivismo

La principal la razón por la que me gusta escribir artículos sobre éxito personal, es por la capacidad que tienen de ayudar a las personas a iluminar más sus vidas.

Encontrar el poco positivismo que necesitaban para así fomentar su crecimiento.

Mi objetivo con este artículo es ayudarte a que puedas salir de malas situaciones y puedas eliminar la negatividad, por eso, si leer artículos es lo que puede sacarte de ese ovillo negro, sigue haciéndolo.

Lee frases inspiracionales, foros y más lecturas que te ayuden a subir el espíritu que se está extinguiendo.

Si no encuentras en ti mismo ese poco positivismo que crees no tener ya, entonces apóyate un poco en otros sitios o incluso personas.

Durante todo el trayecto de ser más positivo, no estás solo. No solamente puedes apoyarte en alguien cuando enfrentas tus problemas, puedes hacerlo siempre que lo necesites.

Yo cuando siento que no puedo más intento buscar a mi familia, amigos, personas que sé que podrándevolverme al camino hacia ser positivo.

Por eso también leo frases diariamente e intento rodearme y hacer actividades que me nutran para que nunca me falte esa pizca de motivación en mi vida.

Tú debes hacer lo mismo.

Vía: Gananci

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.