Cuando quieres aprender a nadar, te inscribes en una academia y buscas al mejor profesor. Cuando quieres ser piloto de karts, tomas un curso y compites al lado de los mejores. Cuando quieres aprender a cocinar, buscas a mamá o a la abuela para que te enseñen a preparar las delicias que tanto te gusta. ¿Y cuando quieres ser emprendedor?

Hola, soy Álvaro Mendoza, director de MercadeoGlobal.com, y quiero agradecerte la atención que les brindas a los contenidos que te ofrezco. Tu lealtad, tus comentarios y tu retroalimentación son insumo fundamental para la labor que cumplimos con mi equipo de trabajo. Por eso, cada día nos esforzamos más por brindarte lo que te mereces: lo mejor.

Son ya veinte años desde que un día le di un giro de 180 grados a mi vida y me convertí en emprendedor. Dejé atrás a ese Álvaro Mendoza que no era feliz con la vida que había construido hasta entonces. Lleno de temores, pero con una gran pasión y un espíritu de aventura, me adentré en un mundo desconocido que me ha dado grandes satisfacciones.

Me había graduado como sicólogo clínico de una de las mejores universidades de Colombia y ejercí durante un tiempo. Las circunstancias del país no eran fáciles y, pese a mis esfuerzos, no logré los objetivos que me había propuesto. Mientras, en mi corazón se cultivaba una pasión que cada día era más grande y que era muy difícil de controlar.

En una decisión loca (hoy sé que lo fue, pero la agradezco), dejé todo atrás y me vine a los Estados Unidos. Pagué un alto precio al abandonar a mi familia, a mis amigos, todo aquello que me era familiar. Y solo tenía ganas y pasión, recursos que, afortunadamente, fueron suficientes para comenzar. Y aquí estoy, compartiendo contigo estas experiencias.

Ubicarme en un nuevo país, en una nueva cultura, no fue fácil. Mucho menos, comenzar una nueva vida laboral. Y mucho menos, en lo que me apasionaba, que era internet. Corría el año de 1998 y hasta en Estados Unidos este era un tema desconocido. Eran pocos los que trabajaban en la incipiente red y, lo peor, no había quién te enseñara.

Solo un tiempo después, con gran esfuerzo y una inversión importante, pude cumplir uno de mis sueños: formarme como emprendedor digital. De la mano de algunos de los expertos del momento, como mi amigo Dan Kennedy, durante varios años me dediqué a estudiar. Fueron tiempos duros, muy duros, pero hoy disfruto haberlos aprovechado.

Lo mejor que aprendí en ese momento, y que refrendo todos los días, es que el proceso de aprendizaje nunca termina. Menos, en un tema como internet, que cambia todos los días, que evoluciona permanentemente. Hay nuevas estrategias, nuevas herramientas, nuevos consumidores, nuevos canales digitales. ¡Hay que aprender todos los días!

Eso, sin duda, es uno de los aspectos que más me gusta de ser un emprendedor digital. Siempre me gustó estudiar, leer, aprender. Por fortuna, tuve la capacidad para desarrollar el hábito del aprendizaje y todos los días aprendo algo. Mi vida, de hecho, está enfocada en aprender más para poder enseñarte más y mejor. ¡Esa es mi misión!

Por eso, me incomoda cuando encuentro personajes que gritan al mundo que se van a convertir en emprendedores digitales sin haberse formado académicamente. Creen que basta con aprender la estrategia de moda, con tomarse fotos con el gurú que les ofreció el objeto brillante que los encandilóy con autoproclamarse expertos en algún tema.

Es increíble, pero todavía hay mucha gente que se deja descrestar por un discurso elaborado lleno de grandilocuencias y por una imagen elegante, pero postiza. Al final, ambos pierden: al encantador de serpientes le quitan la máscara y queda al descubierto su mentira. El incauto no obtiene lo que le prometieron, y pierde dinero y tiempo.

Hoy más que nunca, si quieres trascender, si quieres ser visible, si quieres ser la mejor alternativa, si quieres ser la solución a los problemas del mercado, necesitas formarte. El consumidor actual no es tonto y como nunca antes está educado para saber quién es un espejismo y quién es alguien que en verdad que lo puede ayudar a cumplir sus sueños.

El problema radica en que hay muchos que todavía creen que los negocios en internet consisten en hacer push en un botón, y listo. Creen que basta con autoproclamarse expertos para conseguir clientes. Creen que nunca van a ser descubiertos. Creen que unas cuantas habilidades de comunicación serán suficientes, así no tengan nada que enseñar.

Si tú deseas ser un verdadero emprendedor, si te apasiona lo que haces, si tienes el genuino deseo de ayudar a otros, si tienes vocación de servicio, ¡tienes que prepararte! Capacitarte constantemente es la única forma en la que puedes ofrecerle al mercado el valor que este espera de ti. Debes especializarte en aprender para luego enseñar.

Además, y esto es muy importante, necesitas un bagaje que mostrar. La más poderosa herramienta de aprendizaje, además del error propio, es la experiencia. Si nunca te equivocaste y conseguiste superar el escollo y seguir adelante, ¿cómo vas a guiar a otros? Si nunca tuviste un fracaso, ¿qué les puedes enseñar a otros cuando se enfrenten a él?

Una de las más grandes enseñanzas que recibí de mis mentores y de mis padres, y que permanentemente refrendo con socios y colegas, es que un día en el que no hay aprendizaje es un día perdido. Por eso, dedico mucho tiempo a estudiar, a leer, a escuchar a otros. Por eso asisto a eventos presenciales, me inscribo en webinarios y conferencias.

Es lo que algunos llaman mentalidad de aprendiz: hambre insaciable de aprendizaje. Nunca creer que ya lo sabes todo, sino lo contrario: saber que te falta mucho. Ser consciente de que la excelencia nunca se alcanza, pero que cada día puedes estar más cerca de ella si estudias, si te preparas, si compartes conocimiento con otros.

Hay quienes están convencidos de que para tener éxito en internet solo se requiere dominar las herramientas y saber venderseSin embargo, amigo mío, están equivocados, muy equivocados. Para alcanzar el éxito en internet lo que necesitas es saber hacer marketing. ¡Marketing del bueno, del de verdad! Y eso es algo que se aprende.

Si me pidieras que te diera un consejo, y solo uno, para tener éxito en los negocios, sería este: ¡Invierte en tu formación! Es algo que nadie podrá quitarte jamás, algo que te servirá para los negocios y para la vida. Si quieres ser un emprendedor digital, el primer paso que tienes que dar, sí o sí, es capacitarte, educarte. Aquí no hay atajos.

Soy Álvaro Mendoza, director de MercadeoGlobal.com, y me siento feliz porque me des la oportunidad de compartir contigo mi conocimiento y experiencia. Saber que puedo ayudar de alguna manera a tu formación es algo que me llena de satisfacción. Gracias por tu tiempo y por estar atento al contenido de calidad que preparamos especialmente para ti.

Si el contenido de este video te parece valioso, por favor dale un like y compártelo en redes sociales para que otras personas puedan aprovecharlo. No olvides suscribirte a mi canal de Youtube y, si quieres dejarme tu retroalimentación, deja tu comentario en la parte inferior. Créeme que es algo muy importante para mí y mi equipo de trabajo.

Chao chao…

Alvaro Mendoza

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.