La tecnología, la economía, el ambiente y la política han cambiado (quizás para siempre) las habilidades profesionales necesarias para triunfar. Es la conclusión del Institute for the Future (IFTF), un think tank sin ánimo de lucro que ayuda a las organizaciones a planear su futuro.

Según Adam Miller, CEO de Cornerstone, un software de gestión de talento y proveedor de sistemas asociado con IFTF para crear este estudio, este espacio de trabajo en constante evolución está creando un división de habilidades. “Tenemos un amplio grupo de trabajos que requieren un nivel relativamente bajo de habilidades y muchos de ellos serán obsoletos en el futuro, por la automatización”, afirma.

“Por otro lado, trabajos que requieren de habilidades profesionales técnicas muy altas, están desiertos porque todavía no existen los candidatos adecuados. Lo reconozcan o no los empleados, lo cierto es que la vida media de sus habilidades es más corta de lo que solía ser”, expresa Miller. Por lo tanto, para competir y seguir siendo relevante en este mundo actual, se deben tener cinco “súper habilidades”, según el IFTF:

1- Marca personal

El éxito significa conseguir destacar, por lo que será necesario tener una marca personal que define cómo se es y cómo se quiere ser. Una marca personal profesional que se construye gracias a la reputación, la confianza y el seguimiento. La impresión que uno es capaz de proyectar sobre uno mismo es crucial para encontrar la mejor cultura de trabajo e inspirar confianza en los compañeros, en los clientes y en los managers, según Jennifer Lasater, vice president of career services en Purdue University Global.

Empezando por lo básico, hay que revisar la presencia en redes sociales y el nombre del correo electrónico personal, asegurando una imagen apropiada y profesional. Según Tammy Erickson, adjuncr professor of organizational behavior en London Business School, construir una marca personal también incluye comunicar los éxitos y rasgos de uno mismo de una forma imposible de reflejar en los currículos profesionales.

2- Habilidad digital

La transformación digital impacta a todas las industrias por lo que poder “vencer a las máquinas” es una de las habilidades más atractivas, según Miller. “La tecnología no se va a marchar a ningún sitio”, añade. “Ahora, todo el mundo es tecnológico”.

Por lo tanto, es necesario saber componer equipos que funcionen formados por humanos, robots y bots. “Tus asistentes de IA te prometerán conveniencia y efectividad pero será necesario saber cómo impulsar su inteligencia al máximo para llegar a cumplir objetivos como nunca antes”.

Según George Brough, vice president of organizational development en Caliper, se trata de saber conocer las herramientas y saber cómo utilizarlas, así como saber elegir la herramienta correcta para cada tarea.

3- Tribu

Tener una especie de “tribu” profesional se ha vuelto más crítico que nunca. “Es necesario manejar diferentes tipos de recursos: abiertos, privados o públicos. Y con el mundo cambiando constantemente de forma, necesitas pensar como un diseñador para crear la forma que quieres”, señalan desde IFTF.

“Para construir una carrera y mantener la estabilidad financiera en este ecosistema, confiar en tu red personal es clave”, expresa Jim Davis, assistant director del departamento de Career Services en Pace University. “Se ha probado en múltiples ocasiones que tener una red de trabajo es la forma más efectiva de alcanzar una nueva posición o un nuevo trabajo”.

4- Dar sentido a la complejidad

La complejidad puede parecer el caos, por ello se necesita una habilidad para conectar los puntos y crear nuevos patrones. Según Miller, ser adaptable puede ayudar mucho a enfrentar los cambios. “Tienes que aceptar las nuevas habilidades que debes tener. Necesitas sentirte seguro con el cambio y tener la voluntad de desarrollar estas habilidades”.

La flexibilidad será de ayuda para buscar oportunidades de crecimiento, según Bonnie Hagemann, coautora de Leading with Vision y CEO de Executive Development Associates. “La mayor oportunidad de crecimiento puede estar en otro rol o proyecto”, señala. “En ocasiones se trata de aprender una nueva habilidad para regresar”.

5- Resilencia

En la vida personal, la resilencia se relaciona con la superación de los problemas y los obstáculos. En los negocios, la resilencia de los profesionales ayuda a transformar los obstáculos en soluciones y oportunidades, como afirma Charlotte Westerhaus-Renfrow, clinical assistant professor of management and business lar de la Indiana University Kelley School of Business.

“Los empleados que hagan esto tendrán un valor incalculable, porque acelerarán la cultura de innovación empresarial en el área de trabajo”, expresa. “Las compañías que no pueden transformarse no son resilentes y, en consecuencia, muchas tampoco son exitosas”.

Además, las personas resilentes sirven de guía y apoyo para otros compañeros. “Las personas resilentes tienden a inspirar y construir personas resilentes”, señala Westerhaus-Renfrow. Lasater añade que la resilencia es la cualidad más importante de cualquier persona en cualquier profesión, pues no se sobrecogen por los problemas, los utilizan para hacer cosas mejores.

Vía: Marketing Directo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.