Como alguien que ha cambiado de trabajo anteriormente y pasó por el proceso de si era lo correcto o no, vengo a quitarte esa duda y mostrarte por qué debes irte ¡AHORA!

Estas 7 señales te dirán si debes cambiar de trabajo (o no) e irte a otra empresa en la que te valoren como te mereces.

7 signos para cambiar de trabajo cuanto antes

 

1. Siempre estás de malhumor

Cada vez que debía ir al trabajo o siquiera pensar en que tenía que asistir y el pensamiento de faltar era una opción imposible, nada más eso me producía un mal genio que muchas veces ni yo soportaba.

A partir de esa idea, se creó la espina de que quizás debería cambiar de vida y de trabajo, que no me hace feliz y que siempre estoy enojada.

Esto es fácil de notar ya que si la causa de ese malhumor es realmente tu trabajo, entonces mientras estés en las horas laborales tu mal genio se incrementará como un 1000%.

Cuando algo ya no te trae ni una pizca de diversión o buenos momentos, entonces es mejor considerar si eso que estás haciendo, en este caso, tu trabajo y quedarse en él, es la decisión correcta.

2. No te pagan o recibes dinero atrasado

Aunque todos queramos tener la idea de que el dinero no lo es todo, no te puedes engañar pensando que no es importante que te paguen a tiempo o que para empezar, lo hagan.

Entonces, si te encuentras en una empresa o sitio de trabajo donde no te han pagado o que cada vez que es esa fecha del mes terminan dándote tu salario a los 4 o 5 días, esta es una GRAN razón para cambiar de empleo.

Yo no pasé exactamente por un momento donde no me pagaran o siempre lo hicieran muchos días después, pero si hubo una época en la que debía esperar 2 días para que me dieran mi salario.

Todos tenemos deudas y responsabilidades, cuentas que pagar y necesidades que cubrir, por lo que nuestros jefes y la empresa para la que trabajamos debe entender que el pago siempre debe estar con nosotros el día que corresponde.

Esta señal te pone mucho más alerta si para empezar la razón por la que tienes ese trabajo es por un motivo económico.

Nadie tiene o debe esperar días por su salario y mucho menos trabajar gratis, así que no es algo que debas tolerar.

Por otro lado, esto te hace dudar mucho sobre la estabilidad económica de la empresa para la que trabajas y a mí sólo me hace pensar que la mía también penderá de un hilo por sus incumplimientos.

3. No te sientes cómodo

Sentirse cómodo en la oficina es más importante de lo que crees y no, no me refiero únicamente a tener una silla con buen respaldar y un escritorio amplio.

Se trata más sobre el ambiente en general.

Para empezar, cuando te encuentras en un ambiente agradable y te sientes muy cómodo en tu trabajo, eso es una señal a todo lo opuesto que estamos discutiendo en este post: no cambies de empleo.

Pero, si al llegar a la oficina sólo te encuentras con cotilleos, que apenas algunos se dignen a decirte buenos días y que no sientas nada de respeto en el trabajo, eso no es para nada estar cómodo.

Yo muchas veces me sentía cohibida de hacer ciertas actividades en mi sitio de trabajo y a veces hasta ir a buscar un vaso de agua o ir al baño terminaba siendo incómodo porque cada vez que me levantaba de la silla, alguien comenzaba a hablar a mis espaldas y dudo mucho que fuese algo “bueno”.

Con esto siendo casi todo el tiempo, comencé a sentir estrés cada vez que pensaba en ir a la oficina y tener que pasar otro día con esas personas mirándome en lugar de cumplir sus deberes y parar un poco el cotilleo.

A mí personalmente no me afectaba que hablaran como tal de mí, pero se vuelve una situación que inevitablemente te impide hacer bien tu trabajo y afecta el resto del ambiente para ti.

Si eres una persona que se ve afectada por eso, entonces eso sólo multiplica la señal de alerta.

4. Muchos compañeros se han ido

Siempre hay personas inestables en el trabajo que se la pasan yendo y viniendo, por lo que es un poco normal que te cruces con más de uno que se vaya sin previo aviso o al día de haber iniciado.

Sin embargo, cuando muchas personas comienzan a irse de la noche a la mañana y si alguna de esas es alguien que nunca pensaste que lo haría, entonces ponte a pensar un poco en que quizás algo ocurre y aún no te enteras de las nuevas noticias que al parecer, todos saben.

Yo he sido parte de una empresa donde la tasa de despidos y renuncias era bastante alta y prácticamente al mes se iban 2 o 3 personas de ella, y eso es mucho para una empresa tan pequeña.

No duré mucho tiempo allí ya que no era mi intención, pero también duré mucho menos cuando decidí cambiar de trabajo porque un día llegué y se habían ido alrededor de 6 personas en un día.

Puedes pensar que quizás tuvieron problemas con la empresa, pero cuando es un grupo tan grande, ya tienes que irte haciendo ideas de que algo va mal.

Es mejor abandonar el barco antes de que se hunda y aunque bien debes informarte antes de saltar de él, que tantos se vayan no es un buen indicio.

5. Tu trabajo te quita TODO tu tiempo

Aunque las horas de trabajo pueden variar, la mayoría de nosotros debemos cumplir un horario de 40 horas a la semana que si me lo preguntas, es bastante agotador y extenuante.

Trabajar es una necesidad y como te venía diciendo, el dinero es algo que necesitamos producir sí o sí para poder cubrir nuestras necesidades.

Sin embargo, pasar todo el tiempo de tu vida trabajando, apenas tener tiempo para estar con tu familiay llegar a la casa sólo para dormir no es vida en ningún sentido.

Sé que encontrar un trabajo en el que no tengas que trabajar 40 o 30 horas semanas es casi imposible, pero si además de esas horas ves que está consumiendo aún más de tu tiempo, llegará un punto en el colapsarás y dejarás de disfrutar.

Yo he pasado 8 horas encerrada en una oficina y 8 horas delante de un computador trabajando.

Para ser honesta, no lo soporté.

El tiempo también es oro y cuando dejé de encontrar espacio en mis días para al menos ir a la cafetería de la esquina a tomarme mi café favorito, supe que era momento de ponerle un alto.

6. En tu mente ya has cambiado de empleo

A veces somos unos zombies que estamos en modo automático y nos duchamos, vestimos, comemos y nos vamos directo al trabajo como si fuésemos un robot.

De una forma figurativa, físicamente estoy en mi lugar de trabajo pero ausente mentalmente.

Esto sólo resulta en que mi eficiencia decaiga, esté cansada todo el tiempo y no pueda parar de ver el reloj hasta que marque la hora de salida e irme a casa.

Cuando tienes pensamientos negativos todo el tiempo como que estás cansado, no quieres ir, no puedes esperar para que termine, eso sólo muestra aún más tu ausencia en tu trabajo.

Me ocurría exactamente lo mismo y esta es de hecho una de las señales con las que lidié durante mucho más tiempo del que debía.

Para cuando finalmente me di cuenta de todo lo que te dije anteriormente, simplemente me faltaba plantarme delante de mi jefe y decirle “renuncio”.

Y lo hice, al día siguiente de que notara que ya en mi mente no trabajaba allí.

7. Te sientes estancado

A veces no se trata de no sentirse cómodo o que haya un problema bastante visible y tangible de cierta forma.

Si eres alguien que lleva mucho tiempo en el trabajo, no has ascendido más o sientes que no lo harás en algún momento, eso sólo te estanca a ti como profesional y buen trabajador que eres.

Aunque yo quiero encontrar la comodidad en el trabajo que tenga, tener mucha de ella sólo me llevaría a que deje de ser un reto y un sitio donde pueda mejorar con el tiempo a menos que se me presenten oportunidades constantes.

El estancamiento es estar en un punto muerto, y cuando llegas a este es cuando no hay más razón para quedarte en donde estás.

Pueden estar pagándote bien incluso, pero si eres alguien nada conformista y quieres llegar más alto, entonces todo el dinero del mundo no comprará eso.

Trabajar se trata de ganar dinero pero también de disfrutarlo y crecer con el tiempo hasta llegar a ser grande de forma profesional.

El último empleo que dejé fue precisamente por esta pequeña señal que noté durante mis últimas semanas en él.

Hacia todos los días lo mismo, no recibía un aumento o al menos, más responsabilidad o proyectos en los que pudiera mostrar mejor de qué soy capaz.

Me estanqué y a lo grande, por lo que simplemente dije “en este sitio ya no seguiré creciendo como quiero”.

5 consejos para cambiar de trabajo

Cambiar de trabajo no se trata solamente de plantarte delante de tu jefe y renunciar, sino también de pensar qué harás ahora, dónde irás a trabajar y qué debes hacer en esta nueva etapa de tu vida.

No es nada fácil y puede hasta ser estresante, pero por eso quiero compartirte unos trucos para que cambiar de trabajo se te haga mucho más fácil.

Para empezar, no le des tantas vueltas a cómo vas a renunciar, es algo tan simple como decir la palabra y ya.

Lo más difícil que tendrás que hacer, es presentar una carta de renuncia y por pura formalidad. Ahora, cuando ya hayas dado ese paso, la pregunta es: ¿qué trabajo harás ahora?

Recuerda que estamos hablando sobre cambiar de trabajo, no solamente renunciar a él, por lo que es importante que antes de comenzar con la etapa de renuncia, tengas un plan B de a dónde ir.

Un consejo general, ya se por cualquier señal o razón de las anteriores que presentes para cambiar de trabajo, recuerda algo: siempre es importante que para que sea un buen empleo debe ser algo que disfrutes, sea lo que siempre quisiste, te traten bien y haya oportunidad de crecimiento.

¡Ah! Tampoco olvidemos que el horario sea algo flexible y te dije vida social.

Por otro lado, intenta siempre mantener tu mente abierta con distintos puestos que te ofrezcan y evaluar todos los trabajos que veas posibles de forma profunda.

El reto de cambiar de trabajo es que tendrás ahora la presión de encontrar el indicado, por lo que será como comprar una casa, estarás buscando cada característica en uno solo y no querrás sacrificar ninguna de ellas.

Sin embargo, recuerda que a veces sacrificar algo por otro es mejor.

Por ejemplo, si tienes dos opciones de trabajo donde una te ofrece oportunidad de crecimiento pero debes trabajar 30 horas a la semana, mientras que la otra es todo lo contrario, ya es cuestión de que veas cuál es tu prioridad y qué es mejor.

Si me lo preguntas, oportunidad de crecer vale unas 5 horas más de trabajo a la semana.

Para que lo visualices de una forma más rápida y fácil, haz una lista de pros y contras de ambos trabajos. En caso de que aún no hayas renunciado, compara tu trabajo actual con el otro al que piensas cambiarte.

Infórmate, siempre mantente al tanto de las noticias nuevas y en especial, la situación económica de la empresa para la que trabajas o piensas trabajar.

Como te dije, cuando una empresa no presenta una buena estabilidad económica, eso sólo hace que la tuya también se vea afectada.

Como el consejo más importante o al menos el que yo pienso que lo es entre los que te he dado, no saltes y te vayas totalmente a la suerte.

Cambiar de trabajo es algo delicado,no lo puedo negar, por lo que simplemente querer probar algo nuevo sin ni siquiera estar muy seguro de ello puede dejar de ser una aventura y más un salto al vacío.

Nunca he cambiado a otro trabajo sin seguir los consejos anteriores y mucho menos he escogido un trabajo a simple vista y saltando por ello.

No es lo recomendable y conozco tantas personas a las que le ha ido mal que le tengo hasta pánico hacerlo, por lo que no quiero que caigas en un error cuando lo pudiste haber evitado con tan sólo hacer al menos una buena lista de pros y contras.

Cambiar de trabajo no es una decisión que tomes de la noche a la mañana, pero cuando alguna de las 7 señales anteriores se ven presentes en tu vida, no hay mucho que pensar y con propiedad te digo: es momento de cambiar.

No tengas miedo de dar un nuevo paso en tu vida y sobre todo cuando será algo que simboliza una oportunidad mejor para ella.

Mientras sigas los consejos te irá increíble y apenas sepas reconocer a tiempo que es momento de un cambio, perderás menos tiempo de que deberías o el que yo perdí la primera vez, el cual fueron meses.

Déjame un comentario aquí abajo y contéstame a esta pregunta: ¿has descubierto con estas señales si es hora de cambiar de trabajo?

Vía: Gananci

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.