Instagram, todos los días es noticia por alguna razón. Normalmente por personajes famosos o aspirantes a ello, que han publicado alguna fotografía “escandalosa” o han comunicado algo sobre su vida íntima en esta red social.

Luego están las personas anónimas que gustan de compartir fotografías de sí mismos o de paisajes, hay grandes fotógrafos y mucho aficionado. Algún influencer y negocios. ¿Pero son todos los que están o algunos incluso debería huir? Algunos clientes no terminan de entender el porqué de la presencia de algunas empresas en un lugar tan visual y peculiar como Instagram.

La estética tiene que estar orientada a imágenes propias que seduzcan

Sí, expertos en marketing basan sus estrategias en la fotografía. Y en el público objetivo que es muy joven. Pero, cometen un error garrafal al afirmar que sólo la gente de 20 a 30 años está presente. Hay muchas influencers con profesión, de más de 50 años que tienen legiones de seguidores y compran sus productos de maquillaje, por poner un ejemplo.

No hablamos de personas anónimas, sino de hombres o mujeres relativamente conocidos con una profesión como profesora de matemáticas que poseen unas habilidades innatas en el maquillaje, su afición, lo que les ha llevado a cubrir ese nicho de edad y ese sector que resulta perfecto para esta red social.

¿Nuestro negocio encaja en el universo de Instagram

Así que además de fijarnos en el público debemos pensar en nuestro producto o servicio. ¿Realmente un despacho de abogados necesita estar presente en Instagram? Es solo un ejemplo, pero lo mismo sucede con negocios pequeños que mezclan vida personal con su negocio en sus cuentas y al final, no te queda claro qué pretenden.

Instagram es un espacio ideal para vender, siempre y cuando tus productos, tu estrategia y tu público coincidan allí.

Esa fiebre por querer estar presente en todas las redes sociales, a veces nos lleva a contemplar cuentas que no tienen sentido.

En principio, una pastelería sería un ejemplo perfecto para vender y promocionarse a través de esta red, el problema vendría si cuando echamos un vistazo a sus fotografías nos apetece comer cualquier otra cosa.

Motivos para no abrir una cuenta en Instagram

  • Si no vas a cuidar tus fotografías o vas a subir diez en un día. No lo hagas. Tus futuros seguidores ya están corriendo. Recuerda que no sólo te seguirán a ti sino a sus amigos o a otras empresas, les aburrirás y te dirán adiós. Esta el crueldad de estos tiempos, “te dejo de seguir”.
  • Tus clientes no emplean Instagram. Imagina a una empresa de recursos humanos, es sólo un ejemplo, en este artículo bromean con el asunto. No porque estos profesionales sean malos sino porque resulta un tanto absurdo su presencia en la red visual. Los textos no tienen desperdicio, el humor negro es excelente.
  • ¿Mejorará la reputación de mi marca? Es una pregunta importante. Imaginemos la vida antes de las redes sociales, en ciertos lugares no pensaríamos en anunciarnos simplemente porque no era necesario y la vida continuaba. ¿De veras necesitas estar en Instagram?
  • ¿Dispones de tiempo para crear una estrategia? Instagram es como el planeta Tierra en el Universo, rodeado de galaxias y otros planetas desconocidos. Si crees que no encajas pero además no vas a tener tiempo de realizar buenas fotografías, posibilitar que puedan comprar tus productos, apenas interactuar con tus seguidores… ¿Qué sentido tiene?

Instagram es interesante pero tal vez para tu negocio no

Ser capaz de darse cuenta de algo que parece obvio te ahorrará tiempo, esfuerzo, y sobre todo una sensación de fracaso que no necesitas. Hay lugares como Linkedin, Twitter… o 500px el paraíso para los fotógrafos profesionales o aficionados. Tal vez no estén todo el día en la prensa o en Internet pero lo que se habla de ellos es positivo: su calidad, la posibilidad de aprender o vender tus fotografías.

En definitiva, hay vida más allá de Instagram y si buscamos bien y no nos dejamos llevar por lo que hace la mayoría, quizás acertemos a la hora de elegir dónde queremos que nuestro público nos vea, en vez de dónde dicen que debemos estar.

Un artículo escrito por Joana Sanchez

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.